Página principal
Tormenta de ideas



Traducciones:

'العربية / Al-ʿarabīyah
Bahasa Indonesia
Català
中文 / Zhōngwén
Deutsch
English
Español
Filipino/Tagalog
Français
Ελληνικά / Elliniká
हिन्दी / Hindī
Italiano
日本語 / Nihongo
Kiswahili
한국어 / Hangugeo
بهاس ملايو / Bahasa Melayu
Português
Romãnã
Русский
తెలుగు /Telugu
Tiếng Việt

                                        

Otros formatos:

Texto

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

TORMENTA DE IDEAS: PROCEDIMIENTOS Y PROCESO

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada

Orientaciones sobre el método

Una técnica del adiestramiento para la gestión comunitaria

Estas orientaciones le ayudarán a llevar a su grupo a la toma de decisiones consensuales. La técnica se puede utilizar en una reunión comunitaria, en una reunión con la ejecutiva de una organización basada en la comunidad, entre directivos de una ONG, en un ministerio o secretaría, o en una reunión de gestión de una agencia de la ONU, con un número de participantes que oscile entre cinco y doscientos.

Aunque usted necesitará buenas cualidades de liderazgo para moderar la sesión, y debe ser muy firme en hacer respetar el formato y las reglas básicas de la sesión (por ejemplo, no se permiten críticas ni comentarios) tiene que asegurarse que las decisiones las toma el grupo, y no las impone usted. Usted facilita una toma creativa de decisiones del grupo.

El propósito de la tormenta de ideas:

El propósito de una sesión de tormenta de ideas es trabajar como grupo para identificar un problema, y hallar, a través de una intervención participativa, la mejor decisión de grupo para un plan de acción que lo solucione.

Requerimientos:

  1. Un problema que solucionar,
  2. Un grupo con potencial para trabajar en equipo. Puede ser desde un pequeño equipo operacional o gestor de entre cinco y diez personas (por ejemplo instructores, trabajadores sobre el terreno, un sindicato), hasta una reunión de todo un pueblo de cien o doscientas personas
  3. Un tablero, grandes hojas de papel en blanco o algo que sea fácilmente visible por todos, y algunos rotuladores grandes para escribir, y
  4. Un moderador (usted). Alguien cuya función es provocar las sugerencias de los participantes, no imponerles sus opiniones, aunque con aptitudes de liderazgo para mantener el orden y el propósito de la sesión.

Las reglas básicas:

  • El moderador dirige cada sesión.
  • El moderador pide sugerencias de los participantes.
  • No se permite la crítica (a las sugerencias de cualquiera) por parte de nadie y
  • Todas las sugerencias se registran en la pizarra (incluso las disparatadas).

Procedimiento:

  1. Definir el problema:
    • Pida sugerencias de cuál es el problema más importante.
    • No permita las críticas (a las sugerencias de los demás) por parte de nadie.
    • Escriba en la pizarra todos los problemas propuestos.
    • Agrupe los problemas similares o relacionados, y después
    • Ordénelos y lístelos por orden de prioridad (empezando por los más importantes).
  2. Señalar la meta:
    • Invierta la definición del problema (su solución).
    • La solución al problema definido en la etapa anterior es la meta.
    • Defina la meta como solución al problema.
    • Escriba la meta en la pizarra, luego
    • Recuerde al grupo que esta meta es la que han elegido.
  3. Definir el objetivo:
    • Explique la diferencia entre una meta y un objetivo.
      1. El moderador debe saber que un objetivo debe ser medible, finito y tener una fecha de conclusión (ver SMART).
    • Pida al grupo que sugiera objetivos.
    • Escriba todos los objetivos propuestos en la pizarra.
    • No acepte críticas (a ninguna sugerencia) por parte de nadie.
    • Agrupe los objetivos similares o relacionados.
    • Ordénelos y lístelos por orden de prioridad (empezando por los más importantes), luego
    • Recuerde al grupo que son ellos los que han generado el (los) objetivo(s) principal(es).
  4. Identificar recursos e impedimentos:
    • Pida al grupo que sugiera recursos e impedimentos.
    • Escriba todos los recursos e impedimentos en la pizarra.
    • No acepte críticas (a ninguna sugerencia) por parte de nadie.
    • Agrupe los recursos similares o relacionados.
    • Ordénelos y lístelos por orden de prioridad (empezando por los más importantes).
    • Recuerde al grupo que son ellos, no usted, los que han generado la lista.
    • Agrupe los impedimentos similares o relacionados.
    • Ordénelos y lístelos por orden de prioridad (empezando por los más importantes), luego
    • Recuerde al grupo que son ellos los que han generado el orden de la lista.
  5. Identificar una estrategia:
    • Pida al grupo que sugiera estrategias.
    • Escriba las estrategias propuestas en la pizarra.
    • No acepte críticas (a ninguna sugerencia) por parte de nadie.
    • Agrupe las estrategias similares o relacionadas.
    • Ordénelas y lístelas por orden de prioridad (empezando por las más importantes).
    • Recuerde al grupo que son ellos los que han generado la lista.
    • Elija la estrategia situada al principio de la lista.
  6. Resumir en la pizarra las decisiones del grupo:
    • el problema,
    • la meta,
    • los objetivos,
    • los recursos,
    • los impedimentos y
    • la estrategia.
    Informe al grupo de que han producido un plan de acción. Si alguno se presta a escribir lo que se ha decidido en cada una de las categorías de arriba, tendrán el núcleo de un documento estándar de planificación. Hágales saber que lo han elaborado como equipo, y que el plan «les pertenece».

Conclusión:

Es simple, lo que no significa que sea fácil. Mejora con la práctica. Puede intercalar las diferentes fases del proceso con juegos de rol, juegos de grupo y otras técnicas de trabajo en equipo. Experimente con este proceso e intente distintos estilos.

¡Buena suerte y mucho éxito!

––»«––

Las decisiones en este ejemplo se basan en las cuatro preguntas clave de la gestión. Juntas, las respuestas a estas preguntas forman el núcleo del diseño del proyecto. Como alternativa, se puede hacer una sesión de SWOT, si el grupo es más numeroso.

Una sesión de tormenta de ideas:


Sesión de tormenta de ideas

© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 26.10.2010

 Página principal

 Adiestramiento para la gestión