Página principal
Potenciación


Traducciones:

'العربية / al-ʿarabīyah
Bahasa Indonesia
English
Español
Français
Galego
Ελληνικά / Elliniká
Italiano
日本語 / Nihongo
Português
Română
Tiếng Việt
Türkçe

                                        

Otros formatos:

Word

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

LA BONDAD MATA

por el Dr. Phil Bartle

traducción de Mª Lourdes Sada


Folleto para debate

Queremos, e incluso necesitamos, ayudar a la gente menos afortunada que nosotros, pero esta ayuda puede ser desastrosa.

Tenemos el deseo de ayudar a los pobres. Esto es tan común en algunas culturas que podemos suponer que es una idea humana universal. Es un precepto habitual en las principales religiones, y probablemente también en las minoritarias. Dar limosna a los pobres nos hace sentir bien. Tanto que algunos observadores sugieren que donamos para satisfacer nuestras propias necesidades, no las de los destinatarios de la ayuda.

Por tanto, no deja de ser sorprendente que la metodología de la potenciación diga que la caridad está mal, que incrementa la pobreza y hace daño a los destinatarios. El propósito de la Metodología de potenciación comunitaria es eliminar la pobreza, no perjudicar a los pobres.

Ayudamos a los pobres trabajando con ellos para que dejen de ser pobres, para que adquieran confianza en sí mismos. Ayudarles es muy diferente que darles limosnas.

Recompensar a las personas por hacer ciertas cosas les enseña a seguir haciéndolas. Dar limosna a un mendigo le enseña a seguir pidiendo. Conceder subvenciones a funcionarios que pueden malversar estos fondos les enseña a seguir haciéndose ricos a costa de la gente de ambos países. Enviar dinero de un país a otro enseña a los funcionarios del país destinatario a esperar más, incluso a pedirlo. Regalar un alcantarillado o un sistema de suministro de agua a una comunidad de bajos ingresos enseña a sus miembros a esperar más regalos de ese tipo (y por supuesto no les enseña a mantener la instalación en buenas condiciones).

Pero queremos ayudarles y reducir (no aliviar) su pobreza.

¿Cómo podemos hacerlo?

Les facilitamos que elijan la metodología de potenciación, que se organicen, se movilicen, se esfuercen en hacerse más autosuficientes. Ya hemos hablado de este tema en otras partes de este sitio web: Factores de la pobreza, El síndrome de dependencia, Palabras clave: Caridad, Palabras clave: Dependencia.

No es una ideología, sino un proceso confirmado. Si contribuimos a la dependencia, contribuimos a la pobreza. Si contribuimos a la pobreza, contribuimos a una mayor tasa de enfermedad y mortalidad. La caridad mata.

––»«––

© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 01.09.2011

 Página principal

 Evaluación participativa