Página principal
Principios de fortalecimiento


Traducciones:

'العربية / al-ʿarabīyah
Bahasa Indonesia
Català
English
Español
Filipino/Tagalog
Français
Ελληνικά / Elliniká
Italiano
日本語 / Nihongo
Português
Română
Tiếng Việt

                                        

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

CONSEGUIR LA PROPIEDAD DE LA COMUNIDAD

por Ben Fleming

editado por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada

Me gustaría discutir la propiedad, la propiedad de la comunidad para ser preciso, y nuestro papel en su desarrollo dentro de nuestra labor. Me refiero a logros a largo plazo con esfuerzo a corto plazo por vuestra parte, al reconocimiento de la fortaleza interna de las comunidades, a facilitar el desarrollo de la autoestima comunitaria, y a ayudar a las personas a creer en sí mismos cuando piensan que no tienen nada que ofrecer. También hablaré de algunas meteduras de pata, estoy seguro de que todos conocemos unas cuantas.

Las mentes y las ideas de la gente es el mayor recurso que posee una comunidad. Somos expertos, ya hemos hecho esto antes, pero el auténtico conocimiento es la combinación de dos factores:

1) la conciencia de los procesos de desarrollo comunitario, tal y como se contienen en este sitio

2) una comprensión del contexto del entorno en el que se trabaja: cada ciudad, cada pueblo es diferente, no sólo por su geografía, sino por la gente que vive en ellos.

Sólo puedo sugerir que miréis, habléis y examinéis los recursos humanos de cada lugar en el que trabajéis: tanto los que quieren implicarse como los que no. ¿Para qué ocuparnos de los que no están interesados? Porque es en sus mentes donde se encuentran las verdaderas cuestiones de la comunidad. Encontrad la auténtica fuente de los problemas, y ayudad a los que más ignoran vuestra presencia, y encontraréis la clave de un desarrollo efectivo y sostenible, y posiblemente, sólo posiblemente, los auténticos líderes para potenciar una comunidad.

Al igual que la manada sólo puede viajar a la velocidad del más lento de los búfalos, una comunidad sólo puede crecer al ritmo del más indiferente de sus miembros. Así que, ¿cómo estimular una potenciación comunitaria integral? Algunas ideas:

  • Foros comunitarios donde se dé a todo el mundo la oportunidad de hablar, tanto en pequeños grupos de discusión como de forma individual.
  • Buscar la ayuda de personas que no deseen involucrarse: pasear por las calles, conocer gente, animarla a formar parte del proyecto, participar en los juegos de los jóvenes, conseguir el apoyo de los ancianos y pedir la colaboración de sus hijos y sus amigos. Cavad a fondo en la estructura de las comunidades en las que trabajáis para encontrar a los que se han deslizado por las grietas.
  • Buscar especialistas internos: quizá no tengan tantas calificaciones, pero su pasión y su orientación a una tarea puede proporcionar un valioso conocimiento y liderazgo local sobre el mejor enfoque de una actividad comunitaria.
  • Hablar con la gente e involucradla en vuestros pensamientos como si fueran los suyos, vivid con ella en su perspectiva. Sí, como un sabio anciano dijo una vez, una cosa es vivir como un indio, y otra es ser indio, así que para que un proyecto tenga una auténtica propiedad debéis desarrollar una relación al menos con algunos miembros de la comunidad para que hagan el trabajo para el que se os ha empleado, para que la comunidad vea que es ella misma la que identifica las cuestiones y desarrolla soluciones.

Dad a la comunidad la responsabilidad tanto de los éxitos como de los fracasos. Yo he formado parte de proyectos, seguro que vosotros también, en los que mis colegas y algunos trabajadores locales creían que debía haber algo de sabotaje. En realidad, ¿quién pierde? ¿Es capaz la comunidad de ver los verdaderos efectos de esas acciones?

Ayudad a la comunidad a darse cuenta de que deben asumir la responsabilidad de sus propias acciones. Si la comunidad entorpece la labor que intentáis hacer, le corresponde a la comunidad superar este problema. Yo elijo ayudar, aunque la comunidad debe adueñarse del proceso y aceptar todos los retos internos que les permitan identificar y resolver las dificultades, y para ayudarles a enfrentarlas me han contratado. Esto puede hacerse de muchas maneras, conocimiento de los sistemas de gobierno, incremento de la autoestima o la confianza comunitaria, o incluso un poco de orientación en la buena dirección o hacia los contactos adecuados. Desde luego, nunca arrastrándolos cuando deberían conducir el proceso, tomar posesión y desarrollar su propia potenciación que afecte al cambio.

––»«––

© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 14.04.2010

 Página principal

 Principios de fortalecimiento