Página principal
Principios de fortalecimiento


Traducciones:

Català
English
Español
Filipino/Tagalog
Français
Ελληνικά / Elliniká
Italiano
日本語 / Nihongo
Kiswahili
Polszczyzna
Português
Română
Tiếng Việt

                                        

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

PRESERVACIÓN DE LA CULTURA

SUBTITLE

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada


Dedicado a Audra Taillefer, activista y académica


Así que quiere preservar su cultura.

Loable ideal. No obstante, se sorprenderá de descubrir que usted puede ser un peligro para su cultura si se empeña en preservarla. ¿Suena a paradoja? No, si examina con cuidado lo que es cultura, y cómo puede fortalecerla. La metodología de potenciación de este sitio web se centra en el fortalecimiento, no en la protección.

¿Quiere potenciar su cultura o quiere preservarla? La elección es suya. Escoja sólo una opción: no puede conseguir las dos.

Características de la cultura:

Antes de que comencemos a discutir la idea de preservar la cultura, vamos a asegurarnos que estamos de acuerdo en su significado.

La definición más elemental de cultura nos dice que se compone de todo lo que aprendemos.

Varios documentos de adiestramiento de este sitio hablan de la cultura. Estos son dos de ellos: Cultura y ¿Qué es comunidad? Ambos enfatizan que la cultura es es sistema sociocultural o sociedad, que consiste en todas las creencias y acciones que nos son propias y no se transmiten por los genes. Se guardan y transmiten por medio de símbolos. Incluyen las seis dimensiones: las dimensiones tecnológica, económica, política e institucional (interaccional), la dimensión cultural de estética y valores, y nuestra visión del mundo, o nuestra perspectiva de la naturaleza del universo.

La definición común o popular de cultura es lo que en ciencias sociales se considera una de las seis dimensiones, la estética. Tambores y danzas en África, tambores y cantos entre los aborígenes norteamericanos, ballet y ópera en Europa, todo ello forma parte de la cultura pero no son toda la cultura.

Ya que estas canciones, bailes y música tradicionales son elementos importantes de la identidad de los que los interpretan y disfrutan, apoyamos con energía la idea de preservarlos y expandirlos, además de incrementar su presencia y popularidad en todas las sociedades, y de aumentar y expandir su contenido. Un fuerte sentido de identidad es un elemento valioso en el fortalecimiento de las comunidades y de su cultura. Ver Elementos de potenciación.

Es en otras dimensiones, y en otros aspectos de la dimensión de valores, donde la preservación de la cultura puede causar daño al fortalecimiento de esa cultura.

Características de la conservación:

Piense en cosas habituales que están conservadas: verduras en una lata, mariposas en una vitrina, piel en un bolso, mermelada en un frasco, madera para la construcción, insectos en el ámbar, ranas en formaldehído. Todas tienen algo en común: alguna vez estuvieron vivas (o eran parte de algo vivo) y ahora están muertas.

El proceso de conservación modifica algo para que dure, para que no cambie, para que no viva. Que algo esté vivo exige que se mueva, que cambie.

Así que si quiere que algo se mantenga en las mismas condiciones durante mucho tiempo, mátelo. De todas forma, al final también cambiará (pregunte a cualquier budista)), por muy conservado que esté.

Deje que la cultura crezca y se haga más fuerte

Si vuelve a los documentos sobre cultura, verá que es una cosa viva. Está formada de símbolos, significados y comportamientos de la gente, pero puede vivir más allá de las vidas de esos seres humanos que la tienen. Es como un organismo vivo, aunque no sea un organismo biológico. Trasciende la biología.

Yo no puedo darle libertad. Si la libertad pudiera darse, también podría quitarse (según las enseñanzas de Lao Tsu) y entonces no sería verdadera libertad.

El adiestramiento para la potenciación de este sitio web se dirige a la lucha contra la pobreza y la opresión, no contra los pobres y oprimidos. El método pretende fortalecer las comunidades de gente pobre y oprimida. Para que estas comunidades se hagan más fuertes, deben cambiar, y por lo tanto también tiene que cambiar su cultura. Deben hacerlo por sí mismas: nosotros sólo podemos orientar y estimular, pero no hacerlo por ellas o dárselo. Puesto que la cultura es todo lo que aprenden los seres humanos, los cambios necesarios para cambiar exigen cambios en la cultura. El crecimiento es cambio (y también lo es la decadencia). Déjelas crecer.

Una flor crecerá si tiene suficiente agua, luz, buen suelo y minerales. No se hará más grande si tira de ella hacia arriba. Quizá podemos proporcionar el agua y los minerales, pero son las flores (como las comunidades pobres) las que deben crecer por ellas mismas. Tirar de ellas hacia arriba es como la ingeniería social. Estimularlas dándoles agua y minerales para que crezcan y se hagan fuertes es metodología de potenciación para flores.

Mucha gente cree en un pasado mitológico en la que la cultura tradicional era utópica. La evidencia es distinta. Los «buenos tiempos de antes» nunca existieron. Ninguna comunidad precolonial era inmutable. Había violencia, guerras, injusticias, cambio y adaptación. No debemos creer en un falso pasado e intentar preservar algo que nunca existió. Entonces y ahora, fuerza, crecimiento y supervivencia exigían y exigen cambio y firmeza.

Escoja una opción

Hemos dicho ya que animamos a la preservación de bailes y música, porque realzan el sentido de identidad, un importante factor del desarrollo de la capacidad. Pero también creemos que algunas prácticas y valores tienen que cambiar para que una comunidad se haga más fuerte.

Piense en la cultura como una ropa necesaria en un momento determinado. De hecho, la ropa es tecnología, parte de nuestra cultura. Nos ponemos ropa diferente de acuerdo a las condiciones del entorno. No llevamos un bikini para cazar focas en el hielo, y tampoco un abrigo polar para bañarnos en un mar tropical. Para crecer y adaptarnos a las condiciones cambiantes, debemos ser capaces de «llevar» diferentes aspectos de nuestra cultura en diferentes condiciones.

Otra metáfora: piense en la cultura como un medio de transporte. (Nuestros medios de transporte también son otro aspecto tecnológico de nuestra cultura). No utilizamos un todo-terreno para bucear en el océano en busca de peces. No usamos un barco pesquero para cazar jirafas en el desierto de Kalahari. Elegimos y utilizamos lo que es adecuado y efectivo.

Si algún aspecto de nuestra cultura nos impide sobrevivir, crecer y conquistar el entorno en el que ahora nos encontramos, entonces debemos ataviarnos con nuevos rasgos culturales. Ver el documento sobre MGF. Algunos de estos rasgos culturales son honorables y loables, pero si causan nuestra debilitación y muerte, hay que cambiarlos, como cambiaríamos de abrigo o de vehículo. Si decimos «Nosotros no luchamos ni pleiteamos» y estamos orgullosos de ese aspecto de nuestra cultura, cuando llegue el momento de luchar y pleitear por lo que nos pertenece por derecho, y no lo hagamos, lo perderemos.

Si decimos «Siempre respetamos y obedecemos a los que tienen el poder» y los que están en el poder son malos y corruptos, debemos olvidarnos temporalmente ese rasgo cultural y «ponernos» un conjunto más útil de rasgos. Si no lo hacemos, nuestros conquistadores o líderes nos explotarán, robarán y oprimirán. Por lo tanto, no debemos decir que hay que elegir lo mejor de nuestra cultura tradicional y conservarlo. Hay que decir que debemos mantener nuestra identidad, pero tenemos que ser capaces de adaptar nuestros valores, o costumbres, nuestra forma de pensar y actuar, para utilizar lo que nos haga más fuertes (y no los que nos hacen más honorables pero más débiles). Por más que el abrigo polar sea una ropa honorable, no nos servirá si estamos nadando en un mar tropical.

Los países modernos postcoloniales de África y América Latina, las comunidades aborígenes en las sociedades occidentales, los países pobres del mundo, todos viven en entornos que exigen cambios en algunos de sus rasgos culturales. Tenemos que elegir conscientemente los que son adecuados para hacernos más fuertes, para nuestra propia potenciación.

Conclusión: ¿Así que quiere preservar la cultura?

En el adiestramiento para la potenciación de este sitio, enfatizamos que animar a la participación comunitaria y la toma de decisiones comunitarias no significa que aceptemos de forma automática y pasiva cualquier cosa que los miembros digan que quieren. Significa cuestionar y estimular a los miembros de la comunidad a que aclaren y examinen cuidadosamente lo que quieren y lo que desean hacer. En última instancia, deben asumir la responsabilidad.

Parte de su desafío como activista consiste en tener claro lo que significan estas cosas, lo que implican y lo que producirán (por eso rechazamos el alivio de la pobreza a favor de la erradicación de la pobreza).

La idea de «preservación cultural», cuando no se examina con cuidado, produce un sentimiento cálido. Al principio pensamos que debemos apoyarla. No obstante, cuando lo analizamos en más detalle, se revela como justo lo contrario de lo que queremos.

––»«––

© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 07.09.2009

 Página principal

 Principios de fortalecimiento