Página principal
 En acción


Traducciones:

'العربية / al-ʿarabīyah
Bahasa Indonesia
Català
中文 / Zhōngwén
Deutsch
English
Español
Ewe
Filipino/Tagalog
Français
Galego
Ελληνικά / Elliniká
हिन्दी / hindī
Italiano
日本語 / Nihongo
नेपाली / Nepālī
Polszczyzna
Português
Română
Русский
Türkçe
اردو / Urdu
Èdè Yorùbá

                                        

Otros formatos:

Text

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

EXIGENCIAS CREADAS POR LA COMUNIDAD

No determinadas por las agencias

por el Dr. Phil Bartle

traducción de Mª Lourdes Sada

Folleto de adiestramiento

Tan pronto como el proyecto comience, los miembros de la ejecutiva se darán cuenta de los nuevos conocimientos que necesitan

Mientras el proyecto esté en marcha, la comunidad y su ejecutiva tomarán conciencia de que necesitan nuevas competencias.

Algunas serán de tipo artesanal, profesional o técnico, como carpintería, albañilería, electricidad y en general, todo lo relacionado con la construcción. También necesitarán conocimientos financieros, de planificación o gestión, como contabilidad, recaudación de fondos, redacción de informes, resolución de conflictos, comunicación, supervisión y gestión de la actividad.

La instrucción varía de informal a oficial, los principiantes aprenden en el sitio de trabajo de los más experimentados, o bien por adiestramiento remunerado (como aprendices), a través de talleres que usted puede organizar, o incluso enviando a los participantes a una escuela técnica pública o privada.

Utilice la instrucción informal a partir de recursos internos de la comunidad tanto como sea posible. Los artesanos de más edad y experiencia que donen su esfuerzo al proyecto comunal enseñarán a los jóvenes principiantes a hacer el trabajo. Si es preciso contratar artesanos, intente buscarlos dentro de la comunidad si es posible, e incluya la instrucción de miembros de la comunidad sin conocimientos (hombres y mujeres jóvenes) como parte de su contrato. Asegurese de que la ejecutiva registra e informa de todas las enseñanzas informales.

Cuando el adiestramiento informal no sea posible, puede proponer talleres de capacitación. Necesitará un presupuesto y una fuente de ingresos para cubrir los gastos de la enseñanza. Si la ejecutiva es capaz de prever con tiempo la necesidad de esta preparación, debe animarles a incluir una proposición de instrucción en su diseño de proyecto comunitario.  Ver: Organización de un taller.

Dependiendo de su presupuesto, y de la política de su agencia o programa, quizá disponga de recursos para enviar a algunas personas a recibir una instrucción más formal o institucional. Su labor consiste en asegurarse de que el adiestramiento está aprobado por el conjunto de la comunidad, que corresponde a una auténtica necesidad del proyecto comunitario y no es meramente una forma de dar un incentivo a un amigote. Dejar claro que la elección de participantes y de materias tiene la aprobación de toda la comunidad ayudará a evitar sospechas de favoritismo por su parte o por parte de la ejecutiva.

Cualquiera que sea la instrucción, mientras el proyecto esté en marcha, asegurese de que la selección de participantes, materias o enseñanzas corresponden a las necesidades de la comunidad, son aprobadas, inspeccionadas y registradas por ésta, e incluyen informes de los progresos.

––»«––

Reunión comunitaria, establecimiento de las necesidades:


Reunión comunitaria, establecimiento de las necesidades

© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 13.04.2011

 Página principal

 Organizar la comunidad