Página principal
Medir el fortalecimiento



Traducciones:

Català
English
Español
Filipino/Tagalog
Français
Ελληνικά / Elliniká
हिन्दी / Hindī
Italiano
Português
Română

                                        

Otros formatos:

Texto

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

MEDICIÓN DEL FORTALECIMIENTO Y LA CAPACIDAD

Indicaciones para los participantes

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada

Folleto de taller

El facilitador le dará otro folleto complementario a éste. En él se enumeran las dieciséis variables o componentes del fortalecimiento de las comunidades u organizaciones. Su tarea es colaborar con los demás participantes en esta sesión para determinar los cambios que se han producido en la fuerza de la comunidad a lo largo del pasado año y de los cinco últimos.

Los dieciséis elementos son subjetivos por naturaleza. No hay un acuerdo universal sobre una escala absoluta de medición a la que referirse. Esta medición en grupo está diseñada teniendo cuenta esta carencia. Lo que se pretende es medir el incremento (o la disminución) en cada uno de los elementos. Lo ideal sería llevar a cabo una sesión como ésta cada año, con los mismos participantes y el mismo facilitador. En la vida real, esto suele ser muy difícil. En todo caso, es muy importante que usted sea constante a la hora de hacer sus estimaciones personales. O sus mediciones personales.

La mejor manera es imaginarse una escala de 1 a 10. Hay que aceptar que otros participantes pueden diferir de sus estimaciones. El «10» debe corresponder a una comunidad u organización perfecta. El «0» debe ser una carencia absoluta de poder sociológico, tan imposible como, físicamente hablando, el grado de rozamiento 0. Dé un valor entre 1 y 10 a su estimación del estado actual. Después, dé otro valor al estado de la situación hace un año. Si no ha habido cambios, asegúrese de que ambos valores son iguales. Si ha habido alguna mejora, el valor del pasado año será menor que el actual. Si la situación ha empeorado, será mayor. Haga lo mismo con la situación de hace cinco años. Repita el proceso con cada uno de los dieciséis elementos.

El facilitador solicitará a los participantes que revelen sus estimaciones, elemento por elemento, tres valores para cada uno de ellos. Den sus resultados tranquilamente por turnos. Otros participantes harán otras estimaciones diferentes. Esto es normal, no debe haber objeciones ni discusiones en este punto (pronto habrá tiempo para ello). El facilitador debe escribir todas las estimaciones en la pizarra. Piense en ello como en una sesión de tormenta de ideas: usted contribuye, pero no contradice a los demás participantes.

El facilitador debe simplemente calcular el promedio de los tres valores para cada uno de los dieciséis elementos. Cuando estos valores estén reflejados en la pizarra, es el momento de discutir los resultados. Quizá quiera hacer notar que su estimación estaba por encima o por debajo de la media del grupo, quizá discutir por qué un valor ha variado con respecto al de hace un año o cinco (por ejemplo, el suministro de agua se ha estropeado o se ha construido un nuevo hospital, casos que afectan las estimaciones de la infraestructura comunitaria). El facilitador pedirá la opinión de la gente, especialmente de aquellos a los que no les gusta hablar en las reuniones. Considere estas opiniones y colabore con todo el grupo para llegar a un consenso en la medida final. Recuerde que que en principio los números de cada uno pueden ser diferentes, pero se busca una estimación de todo el grupo.

Entonces el facilitador preguntará cuál de los elementos ha cambiado más, cuál ha cambiado menos y por qué. Cada tema se escribe en la pizarra y un ayudante toma nota sobre papel, incluyendo los detalles que pueden perderse en la pizarra. En ella se deben cambiar las estimaciones del grupo, para indicar los elementos que han cambiado más y menos.

El registro escrito de la discusión suministrará una información que se debe interpretar como indicador del aumento en la fuerza desde la sesión anterior. Si ha habido más de una reunión en el pasado, hay que evaluar si el cambio ha sido mayor con respecto a la fase previa o a fases anteriores.

––»«––

Taller:


Taller


© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 13.04.2011

 Página principal

 Microempresas