Página principal
Diseño de proyectos



Traducciones:

বাংলা / Baṅla
Català
中文 / Zhōngwén
Deutsch
English
Español
Filipino/Tagalog
Français
Ελληνικά / Elliniká
हिन्दी / Hindī
Italiano
Polszczyzna
Português
Română
Tiếng Việt
Türkçe

                                        

Otros formatos:

Texto

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

EL SÍNDROME DE DEPENDENCIA

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada

Folleto de taller

Cuando los miembros de una comunidad carecen de confianza en sí mismos, ¿qué es lo que hace falta cambiar?

El «síndrome de dependencia» es la actitud y creencia de que un grupo no puede resolver sus propios problemas sin ayuda externa. Es una debilidad que empeora con la caridad.

¿Por qué luchamos contra la dependencia?

Si una agencia exterior, sea un gobierno central, una ONG internacional, una misión, llega a una comunidad y construye una prestación en el asentamiento (por ejemplo, un suministro de agua) es natural que los miembros de la comunidad lo vean como perteneciente a la agencia externa. Cuando esta agencia se marcha o se queda sin fondos, los miembros de la comunidad no tendrán ninguna motivación para reparar y mantener la prestación, o para sostener el servicio con miras a que se siga utilizando, y utilizando de forma efectiva, por parte de los miembros de la comunidad.

Para que la prestación se mantenga y continúe, los miembros de la comunidad deben tener un sentimiento de «propiedad» sobre la prestación. Este sentimiento de responsabilidad se describe a veces como «pertenencia» a la comunidad.

A menos que el conjunto de la comunidad se haya visto envuelto en las decisiones sobre la prestación (planificación y gestión) y haya contribuido de buena gana a los costes de su construcción, el sentido de la responsabilidad o de propiedad no existirá. No será utilizada efectivamente, ni mantenida, ni sustentada. Es imposible construir un servicio o prestación para un asentamiento humano y no prever que tendrá que ser reparada y mantenida. Es como intentar comer de una vez.

Según crece su población, los gobiernos tienen acceso cada vez a menos recursos per capita cada año. Es simplemente imposible que las comunidades sigan dependiendo de los gobiernos centrales en cuanto a las prestaciones y servicios de los asentamientos humanos. Lo mismo se aplica a los donantes internacionales: los gobiernos de los países ricos, la ONU, las ONG internacionales, simplemente no tienen suficientes recursos para regalar a cada comunidad pobre del mundo, por muy merecida que sea la causa.

Aunque siempre se ha considerado la auto confianza de las comunidades como algo bueno, que promueve las bases de la democracia, los derechos humanos y la dignidad humana, en la actualidad se va mucho más lejos que todo eso. Si las comunidades no pueden fortalecerse y hacerse autosuficientes, sencillamente no se desarrollarán, y por tanto, la pobreza y la apatía acabarán por destruirlas.

Contrarrestar la dependencia es su primera meta. Cada una de sus acciones debe estar encaminada a reducir la dependencia. Cuando enseñe a una organización comunitaria a obtener recursos, el animador debe tener presente esta primera meta, y actuar en consecuencia. Una agencia donante debe evitar dar a la comunidad algo por nada. Esto estimula la dependencia. Anime siempre a los miembros de la comunidad estableciendo que pueden llevar a cabo el proyecto por sí mismos y usted está allí sólo para darles ciertos conocimientos y consejos, pero que el trabajo lo deben hacer ellos. Si aplicamos esto a la financiación de un proyecto comunitario, usted nunca debe ofrecerse a obtener inversiones para el proyecto.

Como activista, puede darles las orientaciones de cómo conseguir el dinero y otros recursos, cómo asegurarse de que la contabilidad se mantiene transparente y simple, y cómo convertir las donaciones no monetarias en inversiones financieras, pero siempre tiene que hacer hincapié en que la obtención real de los recursos debe hacerla la propia comunidad o las organizaciones con base en ella (como el comité ejecutivo) que trabajan en su nombre, no usted.

––»«––

Contribución comunal:


Contribución comunal


© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 14.04.2011

 Página principal

 Diseño de proyectos