Página principal


Traducciones:

'العربية / al-ʿarabīyah
English
Français
Italiano
Português
Română
Pycкий
Tiên Việt

                                       

Sociología:
Página principal
Lecturas
Discusiones

Índice de este módulo

Otras páginas:

Módulos

Útiles:
Palabras clave
Mapa del sitio
Contacto
Documentos útiles
Enlaces útiles


THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

PERSPECTIVA SOCIOLÓGICA

Documento principal de este módulo

por Phil Bartle

tradución de Ianire Basabe, Revisión y Edición: Lourdes Sada

Folleto de adiestramiento

Algunas cosas cambian dependiendo de como se las mire

Introducción: Cuestión de cómo se mire:

En muchos aspectos, la sociología es el estudio de cosas de nuestra vida cotidiana, pero desde otro punto de vista. Esta característica es común a muchas ciencias.

Decimos, por ejemplo, que "el Sol sale cada mañana," o "se pone cada tarde."

Sin embargo, gracias a la astronomía, hace mucho que descubrimos que ni la Tierra es plana, ni es el centro del universo; es un globo que gira sobre su eje, y, al girar, da la impresión de que el Sol sale y se pone: pero no es así.

Cuando miramos a nuestro alrededor y vemos paredes u objetos, nos parecen elementos sólidos.

Sin embargo, la física nuclear nos enseña que aquello que parece materia sólida y continua, esta compuesta sobre todo de nada.

Espacio vacío.

Se trata básicamente de núcleos atómicos en el vacío, alrededor de los que se mueven algunas partículas, como los electrones.

En tamaños relativos, serían como moscas en un campo de fútbol.

Con la limitada capacidad de nuestros ojos, al mirar a esos millones de núcleos y electrones, vemos materia sólida.

Los empíricos son gente que opina que sólo podemos entender lo que vemos, y que la teoría no es necesaria para interpretarlo.

La astronomía, la física nuclear y la sociología nos enseñan que, para ver las cosas, necesitamos perspectiva; la observación, sin más, no conduce al entendimiento.

En la vida cotidiana, podemos pensar en la sociedad como un conjunto de personas.

En sociología, la sociedad no es la gente.

Las personas portan la sociedad en sus creencias y acciones (e interacciones), pero no son la sociedad en sí.

La sociedad es un sistema de creencias y acciones que portan las personas, pero que trasciende a sus portadores.

Esto significa que las organizaciones sociales, como la familia o la comunidad, no son personas.

Son sistemas o modelos de creencias y acciones de personas, portados por las personas.

Esto no quiere decir que podamos definir la sociedad (o las instituciones) de cualquier modo, o verla como nos apetezca.

La sociología es una disciplina, y para entenderla hace falta disciplina.

Es necesario que las personas que trabajan en sociología aplicada, cuyas intervenciones influirán en familias o comunidades, entiendan la sociología, lo que significa ser capaz de comprender la perspectiva sociológica.

La sociedad se encuentra en el ojo del observador.

 

Árboles y bosque:

Existe un viejo proverbio que dice que, "Los árboles no dejan ver el bosque".

Esta idea puede aplicarse a la perspectiva sociológica.

El proverbio significa que el bosque es grande, demasiado grande para poder verlo todo a la vez, y de cerca, lo único que podemos ver son árboles.

Puede que veamos parte del bosque, pero eso no nos da un buen conocimiento del bosque en su totalidad.

En la vida cotidiana, entramos en contacto con otras personas.

Podemos verlas y (normalmente) podemos hablar con ellas.

En ocasiones, podemos tocarlas (pero debemos tener cuidado dónde).

No podemos ver una sociedad, una comunidad, o una familia, y tampoco podemos tocarlas.

Ni siquiera volando en un avión podríamos ver la totalidad de un bosque, pues es un ecosistema formado por todas las interacciones que se dan entre la tierra, las plantas, los animales y el aire de ese sistema.

Es mucho más que un conjunto de árboles.

Lo mismo pasa con una sociedad.

No se compone de personas (que podamos ver), sino de creencias y acciones, y es un sistema. Las sociedades no pueden observarse desde una posición física.

Las familias y las comunidades son organizaciones sociales, por lo que son diferentes de los individuos que las forman.

 

Una perspectiva atomística:

Podemos usar la palabra “atomística” para hacer referencia a una perspectiva no sociológica (o antisociológica).

Sabiendo lo que sabemos de los átomos, que suelen mantenerse unidos, puede que este término no sea el más adecuado.

Esta perspectiva sugiere que las personas son individuos independientes, y que no existe nada más allá de los mismos.

En mi opinión, el mejor ejemplo de una perspectiva atomística es una cita de Margaret Thatcher, antigua Primera Ministra británica, miembro del Partido Conservador.

Dijo, "La sociedad como tal no existe, tan solo existen las personas."

Mientras no creas en la existencia de la sociedad, no la verás, y no podrás influir ni en su organización o dirección, ni en su evolución y crecimiento.

Una forma de comparar las diferencias en la perspectiva, es viendo un juego de competición como el póquer.

El objetivo de los jugadores es ganar, y competir entre sí.

Para ellos, esta competición influye en su perspectiva, y ven la competición como el elemento más importante del juego.

Pero desde fuera, comprobaremos que en el juego también hay una gran cantidad de cooperación.

En esa cooperación se manifiestan valores y significados compartidos.

Por ejemplo, existe un acuerdo sobre el valor de cada carta, que el tres vale más que el dos.

La mayoría de estos acuerdos son reglas no escritas, y se dan por hecho, lo que contribuye a que los jugadores no se den cuenta de ello. Ver Juego de póquer.

Del mismo modo, en la sociedad, puede que los “jugadores" de juegos como el "marketing" vean la competición con más facilidad que las reglas implícitas y los significados compartidos.

La perspectiva de Margaret Thatcher, una proclamada defensora de las compañías y empresas privadas, magnificaba la competición e ignoraba la cooperación.

 

Tres perspectivas sociológicas clásicas:

En la historia y desarrollo de la sociología se crearon y elaboraron tres perspectivas independientes.

Todas deben sus orígenes a las ideas sobre la aplicación de los métodos científicos al estudio de la sociedad a mediados y finales del siglo diecinueve.

A Karl Marx, que nunca se consideró un sociólogo, le preocupaba la competición subyacente entre los recursos.

Se concentró en las diferencias entre la clase de gente que era propietaria de los factores de producción, la burguesía, y la clase que sólo podía trabajar para sobrevivir, el proletariado.

De este análisis surgió la perspectiva sociológica que conocemos como “del Conflicto." La dinámica y los cambios de la sociedad están ligados a varios conflictos. Ver Karl Marx.

Emile Durkheim enfocó el tema desde otro ángulo.

Sostenía que se podían estudiar los índices de comportamiento, y encontrar explicaciones externas a las personas que llevan a cabo las acciones.

Veía una conciencia que actuaba como si fuese externa a las personas, a pesar de que se encontraba en sus pensamientos.

A diferencia de Marx, sostenía que algunas características de los elementos sociales contribuían al crecimiento de la sociedad y de sus instituciones.

Hoy en día esta idea se conoce como la perspectiva "funcionalista" de la sociología. Ver Durkheim.

Max Weber tampoco estaba de acuerdo con Marx, pero tomó otro camino distinto.

Consideraba que no era posible entender la sociedad sin antes comprender el significado que la gente da a sus acciones y creencias.

Sostenía que la causa de la revolución industrial fue un cambio en los valores y creencias asociados a las ideas de Juan Calvino y la reforma protestante.

La tercera perspectiva sociológica principal, "de interacción simbólica", surgió de este estudio. Ver Weber.

Los sociólogos llevan más de un siglo librando grandes batallas basadas en estas tres formas totalmente distintas de ver la sociedad.

A veces se rememoran esas batallas en las discusiones actuales.

Como en la legendaria disputa entre los Hatfields y los McCoys, dos familias estadounidenses, se han dejado de lado las batallas, y se están buscando formas de reconciliarlas.

Yo creo que las tres son valiosas, y deberíamos intentar verlas como distintas maneras de contemplar las mismas cosas

Ver el cuento de Los ciegos y el elefante.

En cada una de las perspectivas históricas o clásicas, el propósito es justificar o usar un acercamiento sociológico.

El comportamiento ni se explica mediante teorías psicológicas, ni es el producto de la herencia genética. (Esto se denomina  "reduccionismo").

 

Sociología feminista

Aunque alguna gente ha intentado que la sociología feminista se considerase como una cuarta perspectiva, los profesionales sólo usan las tres perspectivas históricas en sus análisis.

A pesar de que existen injusticias y desigualdades entre hombres y mujeres, son similares a las que se dan entre distintas edades o razas.

Las diferencias biológicas entre la gente (edad, raza, género) son extrapoladas por gente que hace suposiciones sociales sobre cada una de ellas.

Estos temas son importantes dentro de la sociología, pero no son perspectivas independientes.

Ver: Harriet Martineau.

Aquí la sociología toma prestada terminología lingüística.

Las diferencias biológicas (heredadas genéticamente) entre hombres y mujeres se denominan diferencias de "sexo".

Las diferencias sociales (transmitidas y guardadas mediante símbolos) entre hombres y mujeres se denominan diferencias de "género".

 

Dimensiones culturales:

Si definimos la cultura y la sociedad como la suma total de todo lo que aprendemos, resulta útil identificar seis dimensiones de la cultura o sociedad.

En matemáticas identificamos tres dimensiones: altura, anchura y profundidad.

(Algunos matemáticos posteriores a Einstein han añadido una cuarta: tiempo).

Son conceptos analíticos, y no existen como tal en la realidad empírica.

En mi opinión, es más fácil entender muchas de las perspectivas y teorías si se usa el concepto de las dimensiones.

Como en matemáticas, son conceptos que existen en las mentes de los observadores.

En matemáticas, por definición y análisis, si eliminamos cualquiera de las dimensiones, por ejemplo la altura, todo el objeto desaparece.

Esto también sucede en las dimensiones sociales o culturales.

Estas dimensiones son: la tecnológica, la económica, la política, la institucional (o interaccional), la de valores y la de creencias.

No son solo aspectos de la sociedad; son dimensiones.

Si se elimina una, desaparecen todas.

Todas abarcan desde el gran conjunto que forma la humanidad al completo y las macro teorías, hasta la microsociología y la interacción local entre tan sólo dos personas.

Se explican más detalladamente en  "Qué es comunidad?"

 

Conclusión:

El estudio sociológico de la sociedad es una aventura interesante y estimulante.

Para el científico puro, revela más aspectos acerca de cómo funcionan las cosas. Además, las perspectivas sociológicas ayudan a entender los fenómenos sociales.

Para el científico de la sociología aplicada, en especial si está considerando intervenir en las familias, comunidades u organizaciones, las perspectivas sociales proporcionan información muy valiosa que ayuda a comprender esas instituciones, y a predecir lo que surgirá de esas intervenciones.

––»«––
Si copia algún material de este sitio, por favor, mencione al autor
y ponga un enlace a cec.vcn.bc.ca
Este sitio web se hospeda en la Red Comunitaria de Vancouver (VCN)

© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle

Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 2011.08.28


 Página principal