Página principal
Generación de ingresos



Traducciones:

Català
中文 / Zhōngwén
English
Español
Filipino/Tagalog
Français
Ελληνικά / Elliniká
हिन्दी / Hindī
Italiano
日本語 / Nihongo
한국어 / Hangugeo
Português
Română
Türkçe
اردو / Urdu

                                        

Otros formatos:

Texto

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

GENERACIÓN DE INGRESOS, POBREZA Y BIENESTAR

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada

Documento principal del módulo

Este folleto está pensado para el mediador o instructor de cooperantes que están adiestrándose por primera vez en este área o ampliando sus conocimientos. Se centra en los principios que subyacen tras los conocimientos, técnicas y métodos estudiados en otros documentos de este sitio

Introducción:

Ya que usted, como instructor o mediador, está emprendiendo una tarea tan importante, contribuir a la eliminación de la pobreza, necesita conocer ciertos principios en los que se basan las técnicas y actividades que acometerá. Aprenderá a atacar las causas de la pobreza, no sus síntomas. Aprenderá que el enemigo es la pobreza, no los pobres. Aprenderá que al eliminar la pobreza se creará riqueza. Un mero traspaso de dinero (o de máquinas de coser) de un propietario a otro sólo alivia la situación temporalmente.

Aprenderá que la pobreza es un problema social, y que no es lo mismo ayudar a los particulares que conseguir soluciones duraderas a un problema social.

Tiene un grupo de clientes y va a intervenir en sus vidas. Es una tarea de gran responsabilidad. Sin una comprensión clara de los factores sociales y económicos y de las repercusiones de su actividad, corre el peligro de provocar más daño que beneficio. Recuerde el juramento médico: «no hacer daño». Que éste sea el principio que le guíe.

Nuestra meta a largo plazo es la erradicación de la pobreza. ¿Qué es lo que la causa?

No la eliminaremos aliviando temporalmente las dificultades y el dolor que provoca la pobreza. Esto son síntomas. De hecho, es el primer daño que usted puede hacer. Si elimina los síntomas, añadirá barreras a la eliminación de la pobreza. Dar caridad a una persona necesitada reduce su sufrimiento causado por la pobreza a corto plazo, pero acostumbra a esta persona a ser más dependiente de esa caridad. Debemos identificar las causas de la pobreza, y contrarrestar estas poderosas fuerzas negativas. Aprenda las «cinco grandes» causas principales que se ocultan tras el problema social de la pobreza. No sólo debe enseñar estas cinco grandes causas a sus alumnos o participantes, sino que tiene que saber que los principios de la eliminación de la pobreza exigen la eliminación de estas «cinco grandes».

Debemos desarrollar métodos para crear riqueza real como proceso sostenible de crecimiento. Cuando algunas personas oyen la palabra «riqueza», piensan en las grandes fortunas de los ricos y poderosos. Sin embargo, riqueza significa cualquier cosa que tenga valor, aunque sea pequeño, y es lo que mide el dinero. Es lo contrario de pobreza, es el valor que subyace tras el dinero.

Si vamos a suprimir la pobreza, debemos conocerla muy bien (no sólo sus síntomas), y también la riqueza.

Desechar suposiciones:

Lo primero que debemos hacer es descartar ciertas suposiciones comunes. La pobreza no es sólo la ausencia de dinero. La riqueza no es sólo la posesión de dinero. La pobreza y la riqueza van mucho más allá de la ausencia o la presencia de dinero.

El dinero puede utilizarse a veces como medida de la riqueza, como medio de almacenarla, y es un útil conjunto de símbolos para el intercambio de riqueza. Pero el dinero no es riqueza, y la naturaleza de la pobreza es mucho más interesante y espinoso que la simple ausencia de dinero.

Recuerde: este folleto no está pensado para enseñarle técnicas, le anima a analizar las causas de la pobreza y los principios de las técnicas que aprenderá en otros documentos de esta serie.

El dinero puede ser una herramienta útil. El dinero puede utilizarse para combatir la pobreza y generar riqueza. No obstante, el dinero, por sí mismo, no eliminará la pobreza. La transmisión de dinero de un propietario a otro sólo lo mueve de sitio, no soluciona el problema social de la pobreza.

Necesita tres cosas que contribuyen a la supresión de la pobreza: (1) la comprensión de los conceptos y principios, (2) ciertos conocimientos sobre adiestramiento, mediación y organización y (3) algunas características personales, entre ellas integridad, motivación y creatividad. Este folleto se centra en la primera.

¿Qué es realmente la pobreza?

Si el dinero y la riqueza no son lo mismo, y simplemente añadiendo dinero no eliminamos la pobreza, entonces ¿qué es la riqueza y cómo ayuda a combatir la pobreza?

No es una cuestión de acuñar más dinero. Si sólo añadimos dinero a una economía (por ejemplo, imprimiendo más billetes) contribuimos a la inflación, haciendo al dinero menos valioso de lo que era. La inflación significa simplemente que los precios de las cosas suben.

Tampoco sirve regalar dinero a los pobres. Si sólo transferimos el dinero de los ricos a los pobres (limosnas, caridad) no creamos nueva riqueza, y no atacamos las causas de la pobreza. (ver «Dependencia», y la anécdota sobre «Mohammed y la cuerda» en el folleto de «Cuentos»).

Concretando, entendamos primero la naturaleza de la riqueza. ¿Qué es?

Si leemos la definición económica de riqueza nos ayudará a entender cómo se utiliza en la lucha contra la pobreza. Los economistas hablan sobre «bienes y servicios» con valor, pero incluso los «bienes» sólo tienen el valor que les da el que proporcionen un servicio. El concepto clave aquí es valor. Cualquier cosa tiene valor según dos atributos, (1) es relativamente útil (tiene utilidad) y (2) es relativamente escaso.

La riqueza que hay que crear (o los ingresos que se deben generar ) es en forma de valor añadido. Esto significa que algo (valioso) tiene ya un valor, y las actividades de sus participantes, alumnos o clientes le añadirán más valor. Este valor añadido es la riqueza que se genera.

Cualquiera de nosotros, si hemos pasado apuros económicos, creemos saber lo que es la pobreza. Pero la experiencia de la pobreza individual, que se alivia consiguiendo algún dinero, es muy diferente del problema social de la pobreza, que es un problema del conjunto de la economía: de toda la sociedad. El problema social de la pobreza es la falta de riqueza, no la falta de dinero. Para las personas de bajos ingresos, la pobreza también es el resultado de cómo está distribuida la riqueza en la sociedad.

Si sólo añadimos dinero al sistema, sólo creamos inflación, y no eliminamos la sociedad de la pobreza. Hay que añadir valor (riqueza) al sistema para reducir (no sólo aliviar) la pobreza. Es decir, la forma de combatir la pobreza, el problema social, no es añadir dinero sino generar riqueza, y su tarea como mediador consiste en guiar a los pobres en los métodos de generar riqueza.

Puede hacer tres cosas con la riqueza: (1) consumirla, (2) almacenarla y (3) invertirla. Para ilustrarlo, tomemos el ejemplo de una campesina africana. (Puede explicar este concepto mostrando un recipiente que contenga algunos granos de maíz). Ya que la mayor parte de campesinos son mujeres y chicas, hemos utilizado el femenino, pero no pretendemos discriminar ni olvidar a los hombres. Pongamos que acaba de cosechar el maíz. Puede (1) consumirlo, (2) almacenarlo o (3) invertirlo. (Muestre sus granos de maíz y pregunte cuál de las tres cosas pueden hacerse, o dividir los granos en tres grupos ). Puede cocinar y comerse algunos, con sus amigos y familia. Esto es (1) consumir. (No hace falta cocinar los granos en la clase, pero mostrarlos explicará la realidad de su ejemplo). Puede apartar parte de la cosecha en un recipiente. Esto es (2) almacenar. Si los parásitos y las plagas destruyen parte del maíz almacenado, lo consideraremos una forma desagradable e indeseable de consumo. También puede guardar parte de los granos para utilizarlos como simiente, para sembrar y cultivar otra cosecha en el futuro. Esto es (3) inversión en su propia riqueza, maíz (que es relativamente escaso y útil).

Sólo la tercera opción crea nueva riqueza.

Por lo tanto, la clave para incrementar la riqueza en un sistema económico es la inversión, por la que se renuncia al consumo inmediato y a corto plazo para conseguir un incremento de la producción de riqueza en el futuro.

El complejo mundo moderno en el que vivimos no es tan simple como la elección de una campesina entre tres opciones, pero el principio sigue siendo el mismo: la inversión lleva al incremento de la riqueza y combate la pobreza.

Este es un principio fundamental en el programa de generación de ingresos de esta serie, y es esencial que usted lo entienda antes de comenzar su trabajo.

La pobreza como problema social:

¿Qué causa pobreza? (el problema social de la pobreza).

La falta de dinero es una medida y un síntoma de pobreza. Tratar el síntoma o el mecanismo de medición no curará la enfermedad. Las causas del problema social de la pobreza residen en varios factores, especialmente los cinco grandes: enfermedad, ignorancia, falta de honradez, apatía y dependencia.

La enfermedad causa que el suministro de trabajo de la sociedad sea menos productivo. La enfermedad y la muerte reducen uno de los tres factores principales de producción, el trabajo humano. La enfermedad en sí puede reducirse con una mayor comprensión de cómo prevenirla, y asegurándose de que el presupuesto público dirigido a la prevención y cura de las enfermedades no se desvía para ganancias personales. De este modo, los factores de la pobreza están conectados entre sí: la falta de honradez y la ignorancia contribuyen a la enfermedad, y los tres contribuyen a la pobreza.

La ignorancia, como se menciona en otro documento, no es algo de lo que avergonzarse, es un simple hecho. Está causada por el aislamiento, algunas personas no saben cosas simplemente porque no han oído hablar de ellas (información). Otros factores de la pobreza pueden contribuir a la ignorancia, como la enfermedad y la falta de honradez. Ambos factores contribuyen a reducir el acceso a la educación y la información.

La falta de honradez, a su vez, es una causa importante de la pobreza como problema social. Cuando una persona en una posición privilegiada desvía cien unidades de valor para su uso personal, el conjunto de la sociedad perderá mucho más que esas cien unidades que podrían contribuir al desarrollo y a la reducción de la pobreza: es lo que los economistas llaman el «efecto multiplicador». La falta de honradez prospera en un ambiente de apatía, ignorancia y dependencia, así que aquí tenemos otro ejemplo de la relación entre los factores de la pobreza.

Note que esto no es un juicio de valor. No estamos juzgando si la falta de honradez, la enfermedad, la ignorancia y la apatía son buenas o malas. Enseñar sobre el bien y el mal es asunto de nuestros líderes religiosos, esto es sólo un análisis científico (sociológico) de los factores de la pobreza. Para combatir el problema social de la pobreza (si esta es la decisión de la gente) es necesario identificar y analizar las causas de la pobreza.

Otros factores de la pobreza son la ausencia de mercados, carencia de liderazgo, falta de instituciones de apoyo, corrupción y escasez de infraestructuras. A su vez, estos factores son el resultado de las cinco causas clave: apatía, enfermedad, falta de honradez, dependencia e ignorancia.

Al igual que en el caso de la riqueza, existen diversas variedades de pobreza en relación con la propiedad. La escasez de servicios y prestaciones en los asentamientos humanos corresponde a la propiedad pública o del grupo. Entre ellas, la dificultad de acceso a los servicios de salud y de educación, escasez de infraestructuras como carreteras, mercados, electricidad o teléfono, y carencia de otras infraestructuras comunales como alcantarillado, agua potable y suministro fiable de alimentos. Estas formas de pobreza comunal difieren de la propiedad privada, en la que la pobreza se manifiesta en salarios bajos o inexistentes, falta de tierra y otras propiedades, ausencia de capital privado (herramientas, casas, factorías) y escasez de conocimientos y preparación.

Este manual enfatiza la formación de capitales privados y la reducción de la pobreza estimulando la creación de microempresas privadas. Esta metodología hace hincapié en la producción de capital privado y la reducción de la pobreza por la fundación de microempresas privadas.

La necesidad de invertir:

Este método estudia, a un nivel muy elemental, la inversión privada, que si consigue asentarse y crecer, contribuye a la creación de riqueza y la erradicación de la pobreza en el ámbito nacional. Como instructor, necesita conocer el significado de inversión, y su papel en la lucha contra la pobreza y la creación de riqueza (generación de ingresos).

Se puede dirigir la riqueza existente hacia el consumo o la inversión. El maíz, como alimento, es un ejemplo de bien de consumo. Una azada, que se utiliza para preparar la tierra de una huerta, es un ejemplo de capital. Un bien de capital no puede consumirse directamente, pero puede contribuir al futuro aumento de la riqueza. Invertir significa dirigir la riqueza hacia la producción de capital, lo que es necesario para contribuir al aumento de la riqueza de la comunidad y sociedad.

Cuando inicie este programa de generación de ingresos, estará guiando a modestos empresarios de bajos ingresos en la conversión de riqueza para el consumo a riqueza para inversión, y por lo tanto, en el incremento de la riqueza y la reducción de la pobreza. Los negocios de producción a pequeña escala, especialmente el procesamiento inicial de productos agrícolas, se ponen en marcha más efectivamente por parte de empresarios individuales.

Este procesamiento inicial es muy necesario en todo el continente, y es el sector más prometedor de reducción de la pobreza a amplia escala. Su tarea como activista es enseñar a particulares de bajos ingresos, especialmente mujeres (también a jóvenes parados, discapacitados y otras personas vulnerables) a convertirse en creadores de riqueza, es decir, en pequeños empresarios individuales de la industria agroalimentaria.

Conclusión:

Como en cualquier trabajo comunitario, la creación o generación de ingresos entre sus clientes pobres va más allá de la mera ejecución de una serie de instrucciones para actuar: es necesario que usted entienda los principios sociales y económicos que existen tras las acciones correctas que debe emprender.

Sin la clara comprensión de estos principios fundamentales, puede sentirse tentado de tomar decisiones equivocadas en relación a sus acciones, y al propósito, intención y resultados (rendimiento), y consecuencias (secuelas) de sus acciones.

Habrá muchas personas, con argumentos que en apariencia resultan convincentes, que intentarán llevarle por el camino equivocado. Por lo tanto, existe un riesgo real de que emprenda acciones que a largo plazo contribuyan a la dependencia y a la pobreza (por ejemplo, el alivio temporal a corto plazo) en lugar de a una reducción sostenida de la pobreza y a una generación efectiva de ingresos.

Para ayudarle a comprender estas importantes ideas, este manual hace hincapié en la explicación de la naturaleza de la riqueza (su diferencia con el dinero), la naturaleza social (no individual) del problema de la pobreza, el significado y el propósito esencial de la inversión, y la constatación de que la caridad (regalos de dinero o bienes) y las subvenciones o préstamos subvencionados contribuyen más al problema que a la solución.

––»«––

Valor añadido:
Elaboración de jabón a partir de ceniza y grasa = creación de riqueza.


Ilustración 7. Elaboración de jabón a partir de ceniza y grasa - Valor añadido


© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 14.04.2011

 Página principal

 Generación de ingresos