Página principal
Recursos comunitarios



Traducciones:

Català
English
Español
Filipino/Tagalog
Français
Ελληνικά / Elliniká
हिन्दी / Hindī
Italiano
Português
Română
Türkçe

                                        

Otros formatos:

Texto

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

Adquisición de recursos comunitarios

por Joshua Ogwang y

Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada

Orientaciones

Resumen:

Este documento describe una amplia gama de fuentes de recursos potencialmente disponibles para una comunidad y las organizaciones con base en ella (OBC). Incluye varias sugerencias de cómo una comunidad u OBC puede conseguir dinero y contribuciones no monetarias para proyectos comunitarios.

Todos los recursos (dinero o especies) se deben registrar para que se pueda hacer un cálculo exacto de los costes externos e internos.

Este documento no describe fuentes de donaciones voluntarias libres e independientes. Estas se revisan en el documento hermano Recaudación de fondos. Aquí se mencionan fuentes como autoridades y gobiernos locales y centrales, agencias donantes (ONG, bilaterales y multilaterales) y subvenciones, cuyos recursos se destinan a propósitos planificados.

1. Introducción a la adquisición de recursos:

Los recursos pueden ser financieros o no financieros, pero este último tipo de aportaciones pueden medirse en términos monetarios si están tasados con exactitud, por lo que el total se puede expresar en términos monetarios.

Este documento puede considerarse una parte integral de un conjunto de orientaciones dirigidas a fortalecer comunidades de bajos ingresos. Las técnicas de recaudación de fondos pueden usarse para incrementar la capacidad de las OBC (organizaciones basadas en la comunidad) y las ONG locales (organizaciones no gubernamentales). Un movimiento enérgico de ONG y OBC y comunidades fortalecidas, involucradas, participativas y comprometidas – contribuye al proceso de democratización de cualquier sociedad.

Las comunidades y sus organizaciones necesitan recursos (sobre todo dinero) para poder llevar a cabo sus actividades. Por tanto, la obtención de recursos es necesaria para el fortalecimiento deseado. Si una actividad merece la pena, y la gente la quiere respaldar realmente, se puede encontrar apoyo financiero para ella.

1.1 Animación y adiestramiento para la gestión comunitaria:

Animación significa unir y movilizar a la comunidad para que haga (como unidad) lo que quiere hacer. Para llevar a cabo sus deseos, la comunidad debe usar recursos (o aportaciones).

El adiestramiento para la gestión comunitaria lleva la animación o movilización un paso más adelante, utilizando métodos de adiestramiento en gestión para incrementar aún más la capacidad de la comunidad, o de las organizaciones con base en ella, de decidir, planificar y gestionar su propio desarrollo. La adquisición de recursos y la recuperación de costes son parte de este adiestramiento para la gestión.

Estos recursos pueden ser financieros como no, pero incluso las aportaciones no financieras pueden medirse en términos monetarios si se les adjudica un precio correcto, por lo que el total de los recursos se puede expresar en términos monetarios. Este documento estudia las diferentes fuentes a las que se puede recurrir para financiar proyectos basados en la comunidad.

1.2 Propósito de este documento:

Este documento es para usted y para nosotros. Por lo tanto, los consejos y orientaciones expresan lo que usted debería/nosotros deberíamos hacer o lo que se le/nos aconseja que haga/hagamos.

No son reglas y regulaciones rígidas. Se deben aplicar con sensatez y flexibilidad sobre el terreno. Hay que ser conscientes de las características específicas sociales y culturales de la comunidad, y sensibles a los valores y actitudes de las comunidades en las que se trabaja. Por lo tanto, las orientaciones deben modificarse en cada comunidad para adaptarlas a las diferencias que las caracterizan.

1.3 Las finanzas son recursos:

Cuando se habla de financiar proyectos basados en una comunidad, se habla del dinero necesario para llevar a cabo el proyecto. Si los objetivos específicos o resultados deseados de un proyecto se llaman resultados (como la construcción de una clase, la reparación de un pozo), entonces lo que contribuye al proyecto (como tierras, trabajo, finanzas, materiales de construcción, herramientas) pueden llamarse aportaciones. La comunidad, o la OBC, debe identificar, localizar y movilizar estas aportaciones.

Algunas de estas aportaciones se harán en forma de dinero o donaciones. Otras serán trabajo donado, comida para los trabajadores voluntarios, herramientas, consejos y adiestramiento, terrenos, materiales como arena, o lo que sea.

Aunque las donaciones no monetarias no llegan al proyecto con un precio en efectivo adjudicado, es importante animar a la comunidad a asignar un valor correcto a todas estas donaciones no monetarias.

En el cálculo de los costes (aportaciones) de un proyecto basado en la comunidad, se debe calcular el valor en efectivo de todas las donaciones no monetarias (recursos) para registrar correctamente la relación entre recursos internos y externos.

subtitle

La obtención de recursos es una importante actividad. Los que la llevan a cabo contribuyen de una forma especial al fortalecimiento (potenciación, desarrollo de la capacidad) de la comunidad u organización. Sin fuentes de financiación (y aportaciones no monetarias ) cualquier organización cesa de funcionar, e incluso puede dejar de existir.

2.1 Tener presentes las metas generales:

Su primera meta es contrarrestar la dependencia. La meta más importante que siempre se debe considerar es que la dependencia de la comunidad debe reducirse en cada acción que se emprenda. Cuando se enseña a una comunidad u OBC a obtener recursos, el animador la debe tener presente y actuar en consecuencia. Una agencia donante debería evitar dar cualquier cosa a una comunidad a cambio de nada. Esto estimula la dependencia.

Hay que animar siempre a los miembros de la comunidad estableciendo que pueden llevar a cabo el proyecto por ellos mismos, y que usted o nosotros estamos ahí para transmitirles ciertos conocimientos y aconsejarles, pero el trabajo lo tienen que hacer ellos. Aplicando esto a la financiación de un proyecto comunitario, nunca se debe ofrecer la obtención de aportaciones para éste en su lugar. Como animadores o activistas, se les pueden dar orientaciones para conseguir dinero y otros recursos, para asegurarse de que las cuentas se mantienen transparentes y simples, y para convertir donaciones no monetarias en aportaciones financieras.

En cualquier caso, siempre se debe enfatizar en que la obtención real de recursos la debe hacer la comunidad o la organización basada en ella (por ejemplo, el comité ejecutivo) que trabaja en su nombre, no el animador o instructor. Recuerde que ninguna comunidad es una unidad natural. Hay cismas y desuniones en todas las comunidades. (1) Cualquier acción que se emprenda debe ayudar a incrementar la unidad de una comunidad.

Nota(1): Las decisiones de cualquier comunidad estarán basadas en muchos factores: clanes, religión, clase, ingresos, educación, propiedad de la tierra, origen étnico, edad, sexo y otros. El grado de tolerancia entre estas divisiones puede variar también debido a muchas razones. Hay que trabajar de forma que estas diferencias se reduzcan al mínimo, aumente la unión y lealtad de la comunidad y se superen los cismas comunitarios.

Cuando se ofrecen sugerencias de cómo obtener recursos para un proyecto comunitario, no hay que insistir en que la comunidad siga una estrategia en particular; algunas estrategias pueden contribuir a la desunión. Debemos sugerir y aconsejar, y asegurarnos de que hemos escuchado lo que los miembros de la comunidad quieren decir (en especial los más callados) y descubrir cualquier señal negativa de cualquier estrategia que pueda provocar desunión.

2.2 ¿Cómo luchar contra la dependencia?

Según crecen las poblaciones, los gobiernos se encuentran cada año con menos recursos per capita. Sencillamente, ya no es factible que las comunidades dependan de sus gobiernos centrales para obtener prestaciones y servicios para los asentamientos humanos. Lo mismo se aplica a los donantes internacionales: los gobiernos de los países ricos, la ONU, el Banco Mundial, las ONG internacionales no tienen suficientes recursos para atender a todas las comunidades pobres del mundo, no importa lo justa que sea su causa. Aunque en su momento se pensó que la autosuficiencia comunitaria era buena, que asentaba las raíces de la democracia, el autodesarrollo y la dignidad humana, ahora se va más lejos. Si las comunidades no pueden hacerse cada vez más autosuficientes y poderosas, simplemente no se desarrollarán, y la pobreza y la apatía acabarán por destruirlas.

El viejo sistema de patrocinio (o «favoritismo»), en el que los políticos y funcionarios repartían contratos y servicios comunitarios a los que les apoyaban y mantenían en el poder, se promueve con el planteamiento de «suministro» de prestaciones y servicios. Esto líderes deben cambiar o ser sustituidos por funcionarios realmente demócratas que se comprometen a facilitar la auto ayuda comunitaria.

Si una agencia externa, sea el gobierno central, una ONG internacional o una misión, llega a una comunidad y construye una prestación para el asentamiento (por ejemplo, un suministro de agua) es natural que los miembros de la comunidad lo vean como perteneciente a la agencia externa. Cuando esa agencia se vaya o se quede sin fondos, los miembros de la comunidad no tendrán motivación para reparar y mantener la prestación, o para continuar su servicio. Para que los miembros de la comunidad empleen, y empleen efectivamente, esta prestación, y para que se repare y mantenga en servicio, los miembros de la comunidad deben tener un sentimiento de «responsabilidad»(a veces decimos «propiedad») de la prestación.

Este sentido de la responsabilidad se describe a veces como «propiedad» por parte de la comunidad. A menos que el conjunto de la comunidad se haya visto involucrado en la toma de decisiones sobre la prestación (planificación y gestión) y haya contribuido de buena gana a los costes de su construcción, no habrá sentido de responsabilidad o propiedad. No se usará, mantendrá o continuará de forma efectiva.

Es imposible construir una prestación o servicio para un asentamiento humano y no esperar que haya que repararlo o mantenerlo. Es lo mismo que intentar comer una vez para siempre.

3. Tipos de recuperación de costes:

Una comunidad, una ejecutiva de proyecto o cualquier organización tiene varias opciones para obtener fondos para sus actividades. Aconsejamos a cualquier grupo comunitario que busquen tantas fuentes de financiación diferentes como sea posible, y también que utilice al máximo sus recursos internos. Esto reduce la dependencia de un sólo donante.

3.1 Tarifas de servicio o donaciones:

Hay diferencia entre las tarifas que se imponen por el servicio o tasas de usuario y los fondos donados sin esperar un beneficio directo.

Las tasas de servicio pueden ser tarifas planas, por ejemplo, cuando la comunidad provee de un servicio de agua a los hogares. De forma alternativa, pueden ser tasas por unidad, como cuando el usuario debe pagar una cierta cantidad de dinero por cada litro de agua que consume.

Las tasas de servicio son el método más apropiado cuando el servicio es visible para los usuarios. Las tasas de servicio se recaudan habitualmente para financiar las reparaciones y mantenimiento de la prestación.

3.2 Donantes o agencias donantes:

Los fondos que se ceden sin esperar un servicio inmediato individual pueden llegar como donaciones públicas o por contribuciones específicas de agencias donantes. Habitualmente, las donaciones públicas son regalos que no están relacionados con actividades concretas de la organización comunitaria. Ver Recaudación de fondos.

Las agencias donantes son organizaciones que, quizá entre otras actividades, suministran fondos a organizaciones de implementación. Estas agencias van desde grandes burocracias sofisticadas como el Banco Mundial, agencias de ayuda de países ricos o gobiernos, hasta pequeñas organizaciones locales, como grupos parroquiales que quieren hacer una donación a un proyecto local concreto.

3.3 Similitud de principios:

Aunque los principios para conseguir dinero de fuentes tan variadas pueden ser más o menos los mismos, las técnicas específicas difieren. La obtención de donaciones incondicionales del público, por ejemplo, depende habitualmente de algún tipo de convocatoria.

Por el contrario, la obtención de fondos de una agencia donante implica habitualmente un diseño detallado del proyecto propuesto, y la incorporación de este diseño a una propuesta formal (solicitud de financiación) a la agencia donante. En cualquier caso, lo que es importante notar aquí es que aunque los procedimientos puedan ser aparentemente diferentes, los principios básicos, o el planteamiento general, son los mismos.

3.4 Donaciones:

Cualquier contribución de cualquier persona o grupo es una donación. Una donación puede ser en dinero, tierra, consejos, construcción, ideas, trabajo o suministros y equipamiento, y pueden proceder de particulares, grupos u organizaciones que quieran apoyar a su comunidad.

3.5 Recursos internos o externos:

Los recursos internos son los que se obtienen desde dentro de la comunidad que está abordando un proyecto comunitario. Los recursos externos son los que se originan fuera de la comunidad.

Los recursos externos pueden venir de donantes internacionales (gobiernos, ONG o agencias multilaterales) o de donantes nacionales (gobiernos centrales o locales, ONG nacionales).

Una comunidad es más independiente cuanto mayor sea la proporción de recursos internos que utilice para un proyecto. Nuestra intención no es hacer a las comunidades totalmente dependientes (una imposibilidad económica) , sino reducir la dependencia y la apatía de la comunidad. Si una comunidad está asociada con su gobierno central o local (no a sus órdenes) y con ONG, puede considerarse interdependiente.

Si una comunidad cuenta con múltiples fuentes de aportaciones, es más probable que sea más independiente y esté menos controlada por ninguno de los donantes.

4. Fuentes de financiación:

La comunidad tiene muchas fuentes potenciales de financiación y otros recursos.

Usted, como activista, no debe obtener los fondos para un grupo comunitario, sino estimular el fortalecimiento de la comunidad, guiar a la comunidad a encontrar estos recursos.

4.1 Tarifas de usuario y costes de mantenimiento:

Al contrario que las donaciones voluntarias, en las que los donantes no esperan beneficios inmediatos y directos a cambio de su dinero, el pago de tasas implica la prestación de un servicio.

Se utiliza una tarifa plana cuando al beneficiario del servicio se le cobra una tasa regular estimada (digamos cada mes) por un servicio como el agua. Se utiliza una tasa unitaria cuando al beneficiario se le cobra una cantidad fija por una prestación específica del servicio, como el precio de un bidón de agua o de una visita al hospital. Es como la venta de un servicio, aunque no tiene por qué dar beneficios, sino que puede estar subvencionado por otras fuentes que la organización prestataria pueda obtener.

Como en el caso de otras fuentes de financiación de una comunidad o su organización, el cobro de tasas debe hacerse honestamente, debe ser responsable y transparente, debe ser justo y debe estar justificado.

4.2: Diseño de proyectos y propuestas:

Las agencias donantes requieren habitualmente la entrega de una propuesta formal de solicitud de fondos, y que esta propuesta refleje un proyecto bien planificado y diseñado. Revisemos algunos tipos de agencias donantes.

4.3 Aportaciones gubernamentales:

Incluyen la financiación parcial por parte de fuentes gubernamentales federales, locales o de distrito. Estas fuentes también pueden implicar la participación del comité de desarrollo local. Las propuestas dirigidas a estas fuentes tendrán que seguir varios procedimientos de solicitud diseñados por el gobierno.

4.4 Organizaciones no gubernamentales (ONG):

Entre ellas, organizaciones basadas en la comunidad, iglesias, ONG internacionales y otras agencias, grupos u organizaciones que no están relacionadas con el gobierno. Normalmente son organizaciones sin ánimo de lucro, al contrario que las organizaciones comerciales. Para obtener fondos de las ONG son útiles los conocimientos de redacción de propuestas.

4.5 Embajadas y Altos Comisionados:

A menudo, las embajadas dedican fondos a pequeños proyectos (como la Fundación Canadiense del Alto Comisionado de Canadá, o la Oficina de Pequeños Proyectos del SNV holandés), que están a disposición de OBC y de pequeñas ONG locales. Como activistas y animadores, debemos recordar que no es nuestra competencia el obtener estos fondos por la comunidad, sino quizá proporcionar contactos a los líderes comunitarios, adiestrarles en la redacción de propuestas, y dejar a las comunidades buscar estos fondos por sí mismas.

Cada vez más gobiernos de países ricos destinan fondos para pequeños proyectos locales basados en una comunidad. Póngase en contacto con las embajadas y consulados de su área o capital y pregunte por los detalles para solicitar fondos para este tipo de proyectos.

5. Técnicas para la redacción efectiva de propuestas:

En esta serie hay varios documentos, incluyendo folletos orientativos y de adiestramiento, que tratan de cómo redactar propuestas efectivas. Se hace hincapié en «efectivas» porque una propuesta bonita (pulida, atractiva) que no consigue el efecto deseado (recaudar dinero) es inútil, por muy bonita que sea.

Una propuesta debe estar escrita de forma «fresca» y original, renovada todas y cada una de las veces que se planifica un proyecto. No copie una propuesta o un modelo de propuesta, porque esto promueve un intelecto perezoso y una dependencia mental.

El perfil de la propuesta sigue un orden lógico, en el que cada capítulo se relaciona con el anterior, y existe una fluidez en la argumentación desde el principio hasta el final. Los detalles que puedan interferir con esa fluidez se deben poner aparte en apéndices. La estructura debe ser como sigue:
  1. Problema (situación)
  2. Solución (meta)
  3. Objetivos (específicos, verificables)
  4. Recursos (potenciales, reales)
  5. Obstáculos (impedimentos)
  6. Estrategias (liste varias y seleccione una)
  7. Supervisión (evaluación del progreso)
  8. Informes (comunicación del progreso)
  9. Resumen (se pone al principio)
  10. Apéndices (detalles, presupuestos, listas)
Ver Propuestas y Folleto de propuestas. Los detalles de cada propuesta pueden variar, lo anterior es una orientación general. Algunas agencias donantes hacen requerimientos específicos y formatos que hay que respetar. Es importante que cada capítulo se relaciones con los otros, y que el conjunto fluya como un argumento continuo.

Conclusión:

Cualquiera que sean nuestras acciones para estimular y ayudar a las comunidades a planificar e implementar sus propios proyectos basados en la comunidad (incluyendo el cálculo de los recursos financieros) debemos tener siempre presente lo siguiente para guiar todas nuestras acciones:

  • Recuerde la meta general y trabaje por ella (reducir la dependencia).
  • Guíe, sugiera, adiestre, estimule, elogie, informe y
  • No prometa, no suministre y no ordene.

El cálculo de los costes de financiar un proyecto basado en una comunidad debe ser justo y exacto, y las estimaciones no deben subestimar las donaciones no monetarias de la comunidad.

Cuando se moviliza una comunidad para que emprenda un proyecto, debemos estimularla para que identifique diferentes recursos externos (reduciendo así la dependencia de un sólo donante), y para que descubra y ponga en movimiento cualquier recurso interno (a menudo ocultos).

Obtener recursos para un proyecto comunitario es una responsabilidad honorable y meritoria; hágalo con entusiasmo, integridad y confianza.


––»«––

Módulos complementarios: Diseño de proyectos comunitarios

© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 14.04.2011

 Página principal

 Diseño de proyectos