Página principal



Traducciones:

Català
English
Español
Français
Italiano
Português
Română

                                        

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles

Contenido:

Contenido:

Contenido:

Contenido:

Contenido:

Contenido:



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

Capítulo 6

Otros elementos esenciales

Adiestrar para fortalecer: metodología de adiestramiento para la gestión comunitaria

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada


6. Otros elementos esenciales del adiestramiento:

Este capítulo estudia con brevedad algunos otros temas de talleres y adiestramiento informal, distintos al adiestramiento para la gestión que se describe en las secciones anteriores.

Aquí sólo se listan, y se explican con más detalle en otros documentos del MPFC.

6.1 Discriminación sexual y grupos desfavorecidos:

La participación de mujeres, discapacitados, jóvenes marginados, pobres y otros grupos vulnerables es una parte esencial del adiestramiento para la gestión comunitaria. En lo que respecta a los derechos humanos, estas personas no sólo deben incluirse, sino que son las principales beneficiarias de cualquier proyecto comunitario.

Es más, la exclusión de estos grupos contribuye a la pobreza y la ineficacia general. Lo práctico y sensato es sacar a la luz estos recursos que de otra forma pueden pasarse por alto o ignorarse a causa de tradiciones y actitudes arcaicas.

6.2 Desarrollo compatible con la ecología:

El adiestramiento para la gestión comunitaria pretende ser respetuoso con el medio ambiente. Por ejemplo, el reciclado de basuras, si se organiza efectivamente, puede sacar a la luz un recurso comunitario que habitualmente se ignora.

La protección de recursos renovables y no renovables también es una decisión económicamente razonable a largo plazo. La labor de concienciación en temas ecológicos en el adiestramiento en gestión comunitaria promueve este principio.

Adiestramiento técnico, aprendizaje de reciclado de desechos


Adiestramiento técnico, aprendizaje de reciclado de desechos

6.3 Supervisión:

La supervisión del progreso de cualquier proyecto o actividad debe integrarse en su planificación e implementación, por lo tanto se incluye en el adiestramiento para la gestión comunitaria. La supervisión deben hacerla los propios miembros de la comunidad, todos los demás interesados representados por los firmantes del contrato comunitario y los distintos donantes.

Para una información más detallada sobre la medición del incremento de la fuerza en una comunidad, ver Medición del progreso: evaluación del fortalecimiento de las comunidades.

La forma de supervisar y la de institucionalizar la supervisión y la evaluación forman parte del adiestramiento en gestión comunitaria. Tanto los instructores como los mediadores deben conseguir que sean los miembros de la comunidad los que digan qué se debe supervisar. Las sesiones de tormenta de ideas son una buena forma de hacerlo.

6.4 Contabilidad financiera transparente:

Si hay un factor que contribuye a la prematura parálisis y la cancelación de las actividades comunitarias, es la sospecha de un mal uso de los recursos, incompatible con el sostenimiento.

El adiestramiento para la gestión comunitaria conciencia en primer lugar sobre la necesidad de una contabilidad transparente: la forma que tienen los miembros de la comunidad de comprobar que los recursos recibidos se destinan efectivamente al proyecto y no son desviados a otros asuntos.

Después, el adiestramiento puede ocuparse de «cómo» llevar una contabilidad transparente, libros mayores de doble entrada, relación de las entradas con los recibos, balances y gastos presupuestados exactos y justificados.

La decisiones ─como el envío de copias de los balances (cuándo y a quién), y los informes verbales en las reuniones comunitarias─ se toman por medio de sesiones de tormenta de ideas, en las que el facilitador guía a los miembros de la comunidad hacia el por qué y el cómo.

6.5 Programa de registros financieros e informes:

Como parte integrante del fortalecimiento de las organizaciones basadas en la comunidad, ayudamos a las OBC participantes a adquirir conocimientos sobre el registro e informe de transacciones financieras.

En esta estrategia hay dos partes. En una se exige a las OBC participantes que firmen contratos que incluyan el registro e información adecuados de las transacciones financieras. En la otra, ofrecemos adiestramiento en contabilidad elemental y procedimientos informativos.

El contenido del adiestramiento debe diseñarse para que las personan sin altos niveles educativos puedan comprenderlo fácilmente. Hay que enseñar aritmética básica (es decir, algo parecido a la alfabetización, pero con números), pero no a niveles avanzados. El contenido debe diseñarse con folletos simples, para que pueda usarse de arriba a abajo en nuestra pirámide de movilización, de forma que los coordinadores lo entiendan, que estos coordinadores puedan guiar a los asistentes, que los asistentes puedan guiar a los activistas y que los activistas, asistentes y coordinadores puedan guiar a los miembros ejecutivos de cada OBC.

El adiestramiento inicial de cada OBC debe incluir ayudas, suministros básicos necesarios para registrar transacciones financieras, como un libro mayor, bolígrafos, cuadernos de recibos y papel. Hay que hacer hincapié en que el adiestramiento debe ser sobre contabilidad y transparencia. Nuestra intención no es proporcionar conocimientos reservados a ciertos iniciados, sino utilizar el adiestramiento como medio de promover la potenciación comunitaria como elemento del adiestramiento para la gestión de comunidades, y asegurar que las cuentas del proyecto comunitario son exactas y comprensibles (y por lo tanto, fáciles de supervisar) para todos los miembros de las comunidades participantes.

El adiestramiento no debe adoptar un «sistema de conferencias», en el que se dice a los participantes lo que deben hacer. El estilo no sólo tiene que ser «favorecedor», de forma que un líder obtiene información de los participantes, sino que tiene que ser «manos a la obra», por el que se requiere que los participantes preparen balances financieros e instrumentos contables, y acompañen los informes verbales de informes escritos como lo harían en las reuniones comunitarias.

El adiestramiento debe dar apoyo y estímulo. No se debe permitir que los facilitadores o instructores critique ni contradigan a los participantes. Cuando los participantes cometan errores, los instructores deben simplemente mostrar los procedimientos correctos o adecuados que hay que seguir o los conocimientos que hay que aplicar.

Los facilitadores e instructores tienen que elogiar sinceramente cada logro, y enfatizar con frecuencia que los participantes tienen la capacidad de llevar cuentas exactas, preparar informes adecuados y mantener la transparencia, sobre todo ante los miembros de la comunidad.

6.6 Talleres de adiestramiento sobre conocimientos financieros:

Primero debe haber un taller de ámbito nacional, al que asistan coordinadores, asistentes y al menos un activista principal de cada zona. Aunque ninguna de estas personas deben llevar las cuentas de las comunidades, tienen que estar familiarizados con los procedimientos y conocimientos contables necesarios, y convertirse en los instructores de las OBC que serán responsables de la contabilidad del proyecto de su propia comunidad.

Los que asisten a ese primer taller deben utilizar los conocimientos adquiridos en él para adiestrar, estimular y supervisar a las OBC que llevan la contabilidad de los proyectos de su comunidad. Después se organizarán varios talleres regionales para los ejecutantes de los proyectos comunitarios.

Entre los participantes en estos talleres tiene que haber, como mínimo, de tres a cinco miembros del comité ejecutivo de la OBC. Uno de ellos debe ser el tesorero del comité, además de uno de estos: presidente, vicepresidente o secretario de la ejecutiva de la OBC. También se aconseja que asista al menos otro miembro de la comunidad que no pertenezca a la ejecutiva.

Ahora los asistentes y activistas pueden ya actuar como facilitadores para ayudar al coordinador y al instructor principal de cada taller regional. Todos los demás activistas que no asistieron al primer taller deben asistir a este. Los miembros ejecutivos de la OBC deben ser el núcleo, y un taller de este tipo debe implicar a los de los distintos proyectos basados en la comunidad. (Esto asegura valiosos resultados derivados del intercambio de experiencias diferentes pero relacionadas).

Hay que celebrar reuniones de seguimiento entre los coordinadores y las ejecutivas de las OBC, para revisar los libros mayores y otros registros. Es responsabilidad de los coordinadores hacer los comentarios necesarios sobre los informes financieros de las OBC. Estos comentarios pueden hacerse por escrito o en forma verbal, pero siempre sobre todos los informes entregados. Deben ser de apoyo, estímulo e información. Aunque hay que evitar las críticas, los comentarios deben señalar tantos puntos positivos como sea posible, y hacer sugerencias para mejorar donde sea necesario.

Hay que animar a los asistentes y activistas a que hagan sus propios comentarios de forma similar a la de los coordinadores.

El contenido del adiestramiento financiero se describe en el documento Adiestramiento financiero para OBC.

Supervisión y evaluación comunitarias


Supervisión y evaluación comunitarias

6.7 Informes:

No sólo las transacciones financieras tienen que registrarse exactamente y hacerse transparentes para todos los interesados, también deben serlo todas las actividades y acontecimientos en relación con el logro de los objetivos del proyecto comunitario. De nuevo, son los instructores facilitadores los que se encargan de descubrir el por qué y el cómo en sesiones de tormenta de ideas.

La preparación de informes escritos forma parte del adiestramiento esencial en gestión. El calendario de producción y distribución de informes escritos debe incluirse en propuestas y contratos. Ver Redacción de informes.

6.8 Conocimientos de gestión de personal:

Cuanto más grande sea el proyecto o actividad comunitaria, más complejo resulta. Habrá mucha gente diferente ocupándose de cosas distintas (acciones) para contribuir al logro de los objetivos del proyecto. La gestión del personal requiere conocimientos específicos.

Sobre todo el comité ejecutivo de la OBC, pero también muchos de sus miembros, pueden contribuir a una mejor gestión del proyecto ─y a otras actividades comunitarias cuando el proyecto termine─ si tienen conocimientos de buena gestión.

El usar adecuadamente elogios y estímulo, evitar las quejas y críticas, por ejemplo, no son sólo una muestra de buena educación: son herramientas de una buena gestión del personal. Forman parte del adiestramiento.

6.9 Organización de voluntarios:

Como se menciona arriba, los conocimientos de buena gestión son necesarios para completar cualquier proyecto comunitario. El trabajo voluntario es un caso especial. La gestión del trabajo donado y voluntario, incluyendo el trabajo comunal de los grupos no especializados, la asistencia a las reuniones ejecutivas de planificación y las donaciones gratuitas de trabajo especializado, exige una estudiada sensibilidad, mayor incluso que la necesaria para dirigir el trabajo remunerado.

Recuerde que la recompensa del trabajo remunerado es el salario o la gratificación (y la satisfacción del trabajo bien hecho), mientras que la recompensa del trabajo donado es la sensación de lograr algo y que sea apreciado. Los organizadores de un proyecto comunitario deben ser conscientes de que sus elogios y sus sinceras expresiones públicas de aprecio son necesarias para conseguir y mantener las donaciones de trabajo.

6.10 Recaudación de fondos:

Además de la movilización y gestión de los recursos donados, trabajo, tierra, herramientas, transporte y reuniones de planificación, los organizadores de un proyecto comunitario también tienen que saber recaudar dinero o aprender a hacerlo. En este caso, el facilitador debe estar familiarizado con muchos métodos de recaudación de dinero.

Al utilizar sesiones de tormenta de ideas, el facilitador no hace discursos ni da conferencias a la OBC sobre la forma de obtener dinero, sino que pide ideas y sugerencias a los participantes. Perfilando diversas categorías de formas de obtener fondos, el mediador puede obtener de la OBC estrategias específicas y a la vez estimularles con nuevas e interesantes perspectivas de obtención de recursos financieros.

En la actualidad hay conferencias sobre financiación de ONG del tercer mundo, e incluso existe en India una ONG que sólo se dedica a recaudar fondos para otras ONG. Las posibilidades son sorprendentemente numerosas e interesantes.

Uno de los documentos sobre la obtención de recursos es Recaudación de fondos para OBC.

6.11 Registro del adiestramiento:

Tras cualquier actividad de adiestramiento hay que dejar un «rastro de papel», cuyo primer elemento deben ser las propuestas escritas para talleres de adiestramiento. Todos los talleres deben ir precedidos de una propuesta. La propuesta no debe ser un simple estudio presupuestario, sino también incluir su propósito, objetivos específicos, identidad y elección de los participantes, contenido del adiestramiento, estilo (grupos pequeños, actividades previstas), calendario, resultados esperados del adiestramiento, antecedentes de los facilitadores, recursos de personal o instructores, tipo de complementos docentes que se utilizarán (retroproyectores, vídeos, películas, recortes, bailes y música).

Ver Preparación de un taller. Tras cada taller, el coordinador (con la colaboración de otros facilitadores, incluyendo un informe escrito del instructor principal) deberá redactar un informe.

Este informe no será una simple lista de las actividades que se han efectuado. Todos los informes deben ser analíticos, centrarse en los resultados de las actividades ejecutadas, y evaluar hasta qué punto se han conseguido los objetivos del taller.

6.12 Mantener el interés de la comunidad:

Lo que más contribuye a que una comunidad pierda el interés en un proyecto comunitario, es que la acción se suspenda durante demasiado tiempo. (Otro lema: «Aunque estés en el buen camino, si no te mueves lo suficientemente rápido, te atropellarán»). Los organizadores del proyecto pueden aprender métodos para mantener el interés y la acción con un instructor que utilice las sesiones de tormenta de ideas para obtener planes de los organizadores del proyecto si la acción se paraliza.

Los organizadores pueden mantener el interés de la comunidad planificando su proyecto de forma que se asegure no sólo su progreso, sino también que los miembros de la comunidad ven que progresa. El instructor facilitador puede recordárselo a los participantes cuando les ayude a decidir cómo planificar el proyecto comunitario, y de nuevo si las cosas se ralentizan.

──»«──€“

Informe a la comunidad


 Informe a la comunidad

Nota: Para copiar o descargar cualquier imagen de esta página pulse el botón derecho del ratón sobre ella y elija la opción «Guardar_imagen_como...» (Save_Image_As). Ver también Ilustraciones sobre el ciclo de fortalecimiento comunitario, Ilustraciones sobre desastres, Ilustraciones sobre generación de ingresos y Ilustraciones extra para obtener conjuntos de imágenes sin texto. Puede descargar las ilustraciones desde estas páginas para producir su propio material de adiestramiento.


Proverbios y eslóganes: Seguir el camino más fácil hace que todos los ríos
─y algunos hombres─ se tuerzan


© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
──»«──€“
Última actualización: 14.04.2011

 Página principal