Página principal
Agua y desarrollo



Traducciones:

Català
中文 / Zhōngwén
English
Español
Filipino/Tagalog
Français
Ελληνικά / Elliniká
Italiano
Português
Română

                                        

Otros formatos:

Texto

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles

Sociología



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

RECUPERACIÓN DE COSTES

Obtención de recursos para gestionar un suministro de agua

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada


Dedicado a Andrew Livingstone

Folleto de adiestramiento.

La comunidad debe relacionar costes y beneficios en la gestión de una prestación de suministro de agua

Nadie da nada sin pedir algo a cambio:

No hay nada (bien o servicio) de valor que sea realmente gratis o sin coste. A juzgar por el número de personas que compran boletos de lotería, mucha gente vive en un mundo irreal pensando que hay cosas gratuitas.

El agua no es gratis.

Algunas cosas que parecen gratis ocultan gastos disimulados. El gasto social oculto de no educar a los niños para que sean honrados es el coste social de tener adultos deshonestos, como ladrones o funcionarios corruptos.

Cuando usted compra un aparato y el comerciante de dice que le regala algo para limpiarlo, puede asegurar que lo ha pagado en el precio total. El coste de no verificar si el agua que se consume está contaminada, es el de tener un alto índice de enfermedad entre la población. Si un amigo o familiar le entrega un regalo, puede pensar que no hay costes por recibirlo. Sin embargo, se espera de usted que continúe siendo leal y cooperativo con ese familiar o amigo, demostrando su gratitud, y esas expectativas se pueden considerar como costes no monetarios.

En una sesión de adiestramiento para la gestión, usted, el activista, puede organizar una consulta en la que los participantes listen cosas que en principio parecen gratis, pero si se les examina, se descubre que no lo son. Este es un buen sistema para examinar la gestión de una prestación comunitaria de suministro de agua.

Gestión de un servicio de suministro de agua:

Como parte de esta gestión del suministro de agua, una comunidad debe considerar alternativas para la recuperación de costos, o los métodos a utilizar para pagar primero la construcción y después el mantenimiento regular y reparación de este sistema de suministro de agua. Primero, la comunidad necesita listar y considerar las diferentes fuentes de agua disponibles, luego listar y considerar las distintas tecnologías de suministro de agua.

A continuación, hay que calcular los gastos de la construcción y el funcionamiento de cada cosa. Después, se deben considerar cómo van a obtener los recursos para cubrir estos gastos. Consulte el módulo sobre «Recursos para proyectos comunitarios». Este módulo estudia brevemente las diferentes fuentes a las que puede recurrir su comunidad para obtener recursos para sus proyectos.

Sin embargo, la gestión no se reduce a la consecución de recursos. También consiste en tomar decisiones que descubran la forma más efectiva de utilizar estos recursos, a la vista de las necesidades y objetivos prioritarios de la comunidad.

Construcción contra recuperación de costes de funcionamiento:

Construir o rehabilitar una prestación de suministro de agua es una cosa, y tiene sus propias consideraciones de gastos. El funcionamiento, incluyendo los costes de su actividad, mantenimiento, protección y reparación, tiene otras consideraciones de costes.

Construir un servicio comunitario de suministro de agua puede considerarse un gasto de capital, una inversión. Normalmente se calcula como un coste simple y cuantioso. Por el contrario, los gastos de funcionamiento son conjuntos de costes, que incluyen gastos como combustible o lubricante, costes de mantenimiento para que la prestación siga funcionando, gastos de protección contra el vandalismo, animales sueltos o usuarios descuidados, y costes de reparación de cualquier avería o rotura que suceda en el proceso.

Para muchas administraciones locales, la cobertura de los costes de capital implica la obtención de un préstamo y su devolución durante muchos años. Por el contrario, los costes de funcionamiento (para cubrir tanto la reparación como el mantenimiento, además del combustible) pueden significar la imposición de una tarifa de usuario o de algún tipo de tasa a los residentes en la comunidad.

Muchas agencias donantes internacionales pueden proporcionar capital para construir una nueva prestación, pero no subvencionarán los costes de funcionamiento. Cuando guíe a una comunidad a través de la toma de las decisiones de su gestión, usted como activista debe asegurarse de que conocen la diferencia entre costes de capital y de funcionamiento, y de que han considerado cómo se enfrentarán a cada uno.

Recursos:

Otro documento, «Adquisición de recursos», habla de las potenciales fuentes de recursos para proyectos a las que puede recurrir la comunidad. Estas fuentes se dividen en varias clases. Los recursos donados, por ejemplo, son regalos, de los que no se espera su devolución. Las tarifas de usuario, por el contrario, son pagos por el servicio.

Un desglose típico para una comunidad de bajos ingresos, por ejemplo, es como sigue:

  1. Los gastos de capital para la construcción de una prestación de suministro de agua vienen de una combinación de fuentes, quizás una subvención del gobierno, una donación de una agencia internacional y algunas actividades de recaudación de fondos que obtengan donaciones de residentes y patrocinadores, o incluso un préstamo.
  2. Los costes de funcionamiento, por el contrario, deberían cubrirse con una combinación de tasas a los usuarios (vendiendo el agua a un bajo precio simbólico), y una tarifa plana aplicada a todos los residentes.

Tiene que hacer hincapié en esta diferencia para que toda la comunidad la comprenda. La ejecutiva, con su orientación, esbozará un plan de fondos que haga distinción entre las fuentes, y luego debe obtener la aprobación del conjunto de la comunidad.

Sin esa aprobación de la comunidad (a través de una votación, referéndum o reunión pública, según sea más adecuado) el plan carecerá de legitimidad, y será difícil recaudar las tasas.

Análisis de costes-beneficios:

Cuando se calculan las diferentes opciones tecnológicas para una prestación comunitaria de suministro de agua, un ejercicio importante es examinar y comparar los costes y beneficios de cada una. Se debe preparar una lista de costes reales para cada tipo de prestación de suministro de agua considerada. Tanto los gastos de capital como los de funcionamiento.

Luego se debe estimar el número de beneficiarios directos de la prestación. La gente de la comunidad que está demasiado lejos del lugar propuesto para el suministro de agua como para poder utilizarlo no se debe incluir en esta estimación.

Después se debe hacer una estimación del coste per capita (por persona) basándose en la división del total de los gastos de capital y funcionamiento por el número de personas. Esta cifra puede ser un hecho importante a considerar cuando se examinen las diferentes tecnologías y fuentes, al elegir una prestación de suministro de agua. Sólo la comunidad puede hacerlo, nadie debe hacerlo por ella.

El coste de funcionamiento per capita se tiene que comparar con cualquier tasa o precio de venta del agua que se proponga. El gasto per capita de capital para la construcción debe ser la base para decidir la estrategia de construcción (o rehabilitación). Para salvaguardar la transparencia, estos cálculos deben estar disponibles para cualquiera de la comunidad, así como para los donantes efectivos o potenciales.

El cálculo de los beneficios financieros de un suministro de agua será mucho más difícil. Desde luego, el agua reducirá las enfermedades, y por consecuencia, incrementará la productividad, pero sólo si va acompañada de alcantarillado, cambios de comportamiento para mantener el agua de beber y la contaminada separadas, y un incremento de información sobre estos principios. Ver Agua y salud. Hacer una estimación financiera de todo esto sería muy difícil.

Si los cálculos son factibles, un análisis de costes y beneficios comparará el coste per capita con los beneficios per capita, para obtener una relación que nos dirá si la inversión vale la pena.

El papel del activista:

Quizá esté trabajando para un proyecto subvencionado por un donante internacional, o para una agencia (por ejemplo, un departamento de su gobierno) asignada a movilizar la comunidad como parte de un proyecto de agua. Los directivos de estos proyectos esperan una valoración por su parte.

Necesitan saber que la valoración, el diseño del proyecto comunitario, las justificaciones para la inversión y otros hechos que contribuyen a las decisiones, los hace la comunidad, no usted ni el proyecto. Con frecuencia, la «participación comunitaria» se trata con ambigüedad. Aquí es donde necesita ser firme y explicar que es la comunidad la que debe hacer la valoración y tomar las decisiones.

La comunidad no debe participar pasivamente, sino estar íntima y esencialmente implicada en la valoración y la toma de decisiones. Su tarea como activista es asegurarse de que esto sucede.

Sin ello, puede olvidarse del sostenimiento del proyecto, la responsabilidad comunitaria, la potenciación y el desarrollo.

––»«––

Cálculo de los gastos de explotación:


Cálculo de los gastos de explotación


© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 14.04.2011

 Página principal

 Agua y desarrollo