Página principal
Agua y desarrollo



Traducciones:

Català
中文 / Zhōngwén
English
Español
Français
Ελληνικά / Elliniká
Italiano
Português
Română

                                        

Otros formatos:

Texto

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles

Sociología



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

REPARACIÓN Y MANTENIMIENTO

Gestión del agua de las comunidades

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada


Dedicado a Andrew Livingstone

Folleto de adiestramiento

Una comunidad debe determinar quién es responsable del mantenimiento, quién de la reparación y cómo se debe gestionar

Operar una prestación comunitaria de suministro de agua:

La gente tiene la tendencia a pensar que todo lo que hay que hacer es construir un sistema de suministro de agua, y ya está: alguien se ocupará de él, o el sistema se mantendrá sólo. Los miembros de una comunidad no son diferentes.

Usted, como su activista, debe recordarles que, si han elegido el suministro de agua como su prioridad principal, no sólo es necesaria su gestión para construirlo, sino que también tendrán que organizar su mantenimiento para que pueda seguir funcionando.

Una de las cosas más tristes que se ven al visitar áfrica son los miles de aparatos de bombeo de agua estropeados esparcidos por todas partes. Qué desperdicio de recursos los que se utilizaron en su construcción, para que no funcionen.

Una prestación comunitaria de suministro de agua (o punto de agua) sufre un desgaste natural y requerirá aportaciones regulares como lubricantes y combustible. También necesita protección contra daños causados por vandalismo, personas poco cuidadosas e incluso animales juguetones. De vez en cuando harán falta algunas reparaciones.

Cuando se elija y planifique una prestación de suministro de agua, la comunidad debe considerar cómo asegurarse de que continúe funcionando. Su tarea como activista es comprobar que los miembros de la comunidad y su ejecutiva lo saben. Una parte de la toma de decisiones será determinar quién lo hará, y quién lo supervisará y se asegurará de que se hace. Si no se nombra a un responsable, no se hará.

No es un hecho puntual:

Cuando una comunidad decide que el agua es su prioridad, puede ser que asuman que se construirá el sistema y se acabará su responsabilidad. Como se explica en el módulo de Movilización, su intervención puede comenzar con un sólo proyecto comunitario, pero se espera que continúe tanto tiempo como sea necesario.

En el caso del agua, la ejecutiva comunitaria debe comprometerse desde el principio a trabajar después de la construcción del proyecto. La ejecutiva de implementación del proyecto formada por la comunidad puede convertirse en el comité comunitario de agua y desarrollo. O, por el contrario, ésta puede ser la oportunidad de formar otra ejecutiva, evitando con delicadeza a los miembros que no han dado la talla. Hay que hacer notar que su penetración y astucia son importantes en este punto. La ejecutiva será más efectiva y más probable la potenciación de la comunidad si todos los miembros de esa ejecutiva tienen un carácter ejemplar.

Revise los Dieciséis elementos de potenciación. Entre ellos encontrará la honradez y el altruismo. Si uno o varios miembros de la ejecutiva no son altruistas y colocan sus necesidades o deseos personales por delante de los de la comunidad, y si uno o varios de estos miembros están deseando encontrar formas de desviar recursos para su uso personal, la ejecutiva y la comunidad se debilitarán. El sistema que usted elija para conseguir que la comunidad organice un comité de agua se basará en sus propias observaciones.

Cuando la prestación de suministro de agua se ponga en marcha, será el momento de que anuncie que la comunidad debe formar un comité de agua y desarrollo. Esta nueva ejecutiva no tendrá la tarea de diseñar el proyecto que refleja la prioridad de la comunidad. Eso ya está hecho. Tendrá que buscar la forma de asegurar que el agua sigue llegando.

El comité de agua tendrá la responsabilidad del suministro de agua. Ejecutará los deseos de la comunidad de tener mantenimiento voluntario o remunerado (ver más abajo) y supervisará controlará, guiará, estimulará y apoyará a los que mantengan la prestación. El comité de agua debe informar a la comunidad sobre las financiación de las operaciones, y la situación de las reparaciones y mantenimiento.

Ver Organizar para revisar sus métodos de formación de un comité de agua.

¿Voluntarios o personal remunerado?

Una decisión importante para la comunidad y su comité de agua es cómo arreglárselas para que haya suficientes recursos que aseguren que la prestación de suministro de agua continúa funcionando.

Tanto la utilización de voluntarios como la de personal remunerado tienen consecuencias pequeñas y grandes. Utilizar ,voluntarios por supuesto, significa que menos dinero cambia de manos, pero no elimina el hecho de que se contraerán ciertos gastos. Los voluntarios serán menos fiables y quizá no estén tan dispuestos a seguir las instrucciones del comité de agua. El personal debe ser remunerado de forma regular, o buscarán trabajo en otra parte.

Es la comunidad la que debe tomar esta decisión, expresada a través de su comité de agua. Lo mejor es convocar una reunión pública, orquestada por usted, el activista, y presidida por la ejecutiva o el comité de agua. Los pros y contras de la utilización de personal remunerado o no para el mantenimiento de la prestación se deben listar en la pizarra, usted mismo lo puede hacer, y se tiene que elegir una prioridad, como en la sesión de tormenta de ideas.

Tendrá que dejar claro que el trabajador, pagado o no, sólo debe tener un supervisor, que debe ser el presidente del comité de agua. También debe trabajar con el comité en el desarrollo de una descripción del trabajo, para reducir al mínimo las diferencias de opinión que pueden surgir más tarde.

Si a los miembros de la comunidad o del comité no les gusta algo que está sucediendo, tendrán que tratar el tema con el conjunto del comité de agua, y no intentar controlar personalmente al trabajador.

Estipulación de los pagos:

¿Cómo paga la comunidad las expensas de operatividad? Necesita ingresos para pagar el salario de cualquier personal, para comprar lubricantes y combustible, y para pagar el trabajo de las reparaciones.

Un método simple, que funciona bien en muchas comunidades, es cobrar una pequeña tasa a los usuarios, unos céntimos por litro. Estas tasas las puede recaudar el encargado del agua, y entregárselas al tesorero del comité de agua, que a su vez, pagará al encargado un salario regular.

Esta vía, sin embargo, depende de un alto grado de honradez en todos los que manejan el dinero. Sin registros abiertos y transparentes, se presta al abuso. Recuerde que el altruismo y la honradez están entre los dieciséis elementos de fuerza de una organización o comunidad.

Una alternativa a este sistema es tener un contrato con el encargado en el que se le conceda un cierto porcentaje de las tasas recaudadas. El encargado sabe que tiene que entregar al tesorero una cantidad de dinero a intervalos regulares, y esta suma tiene que ser igual al total de la recaudación menos la parte del encargado.

Todavía cabe la posibilidad de una malversación por parte del encargado o el tesorero, por lo que el comité del agua debe asegurarse de supervisar estas operaciones con atención. Puede optar por elegir personas de entre sus miembros para que supervisen de forma regular e informen al comité.

Una vía diferente es tener tarifas planas para todos los residentes, o para los que viven en el área que abarca a la mayoría de los usuarios. Los miembros del comité de agua deben considerar cuidadosamente los pros y los contras de estas alternativas, y las probabilidades de éxito de las operaciones para mantener el suministro de agua. La elección debe ser una decisión comunitaria, y todas las transacciones se harán de la forma más transparente posible.

El dinero que quede después de pagar al encargado debe guardarse en un banco, y utilizarse para pagar el combustible, lubricantes y otros gastos de reparación y mantenimiento. Estos pagos son responsabilidad de la comunidad, que se ocupa de ellos por medio de reuniones públicas, y los lleva a cabo el comité del agua.

––»«––

Taller:


Taller


© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 14.04.2011

 Página principal

 Agua y desarrollo