Página principal
Agua y desarrollo



Traducciones:

Català
中文 / Zhōngwén
English
Español
Français
Ελληνικά / Elliniká
Italiano
Português
Română

                                        

Otros formatos:

Texto

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles

Sociología



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

FUENTES DE AGUA POTABLE

Alternativas para la toma de decisiones comunitarias

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada


Dedicado a Andrew Livingstone

Folleto de adiestramiento

Una comunidad debería tener varias fuentes de agua potable, y gestionar su suministro basándose en su elección.

Una cuestión de elección:

Casi todas las comunidades tienen una serie de fuentes de agua limpia. Estas fuentes varían en la forma de tecnología necesaria para traer el agua hasta la gente, y estas tecnologías alternativas tienen diferentes costes asociados a cada una de ellas. La situación ideal por la que el activista debe trabajar es que la comunidad, a través de su ejecutiva, sea totalmente consciente de las opciones, conozca los costos y beneficios relativos y gestione sus recursos acuíferos.

Demasiado a menudo suponemos que sólo existe una forma óptima de obtener agua potable. Esto puede ser verdad para muchas de las comunidades en las que va a trabajar . Como activista, su tarea consiste en ser consciente de las alternativas, y ser capaz de presentarlas a los miembros de la comunidad para que puedan tomar decisiones y elegir las diferentes fuentes que formen el conjunto más adecuado a su situación.

Para que los miembros de la comunidad estén informados de las fuentes alternativas, deben efectuar una evaluación. éste es un trabajo para usted, la evaluación participativa, en la que usted les estimula y guía en la elaboración de un inventario preciso. Como gestores, los miembros de la comunidad deben buscar todas las fuentes posibles, revisar los costes y beneficios de todas las alternativas tecnológicas disponibles, evaluar todos los recursos (financieros o no) de los que disponen y tomar las decisiones de gestión que equilibren los costes y los beneficios de las diferentes estrategias.

Entonces, ¿cuáles son los tipos de fuentes de agua que pueden aparecer en la valoración?

Los tres principales tipos de fuentes:

Para cualquier comunidad, las fuentes potenciales de agua potable se encuentran en tres categorías: (1) el agua del aire, (2) el agua de la superficie y (3) el agua del subsuelo.

Cuando prepare una evaluación participativa, confeccione una lista de comprobación y considere fuentes pertenecientes a cada una de esta tres categorías.

Estudiemos cada una de ellas.

Agua en el aire:

Buena parte del agua que hay en el aire procede de la evaporación.

El vapor de agua es un gas, no un líquido. Sin embargo, cuando vemos nubes no estamos viendo gas, sino agua condensada en forma de microgotas, a veces con partículas de polvo. Estas microgotas son líquidas, pero son tan pequeñas que se mantienen en el aire (formando juntas las nubes) hasta que se unen entre ellas y caen al suelo.

La precipitación (el agua cae a la tierra) puede suceder con el agua adoptando varias formas. Si es líquida, se llama lluvia. Si se ha cristalizado, cae como nieve. Si se congela en gotas heladas, se llama granizo. A veces el granizo vuelve a subir atrayendo más agua que se congela al llegar a cierta altura, haciéndose más grandes los granos. Esto puede repetirse varias veces, de forma que los granos llegan a tener un diámetro de hasta dos o tres centímetros.

En los trópicos nieva muy raramente, por lo general sólo a grandes altitudes en las montañas. Tampoco el granizo es habitual en el trópico, porque las temperaturas de congelación se dan en alturas considerables, no cerca de la superficie.

Por lo tanto, cuando hablamos de conseguir agua potable del aire, estamos refiriéndonos a la lluvia. Tan pronto como llega a la tierra podemos hablar de obtener agua de la superficie.

Cuando el agua se calienta y vaporiza, cualquier contaminante, incluyendo suciedad y microorganismos, suelen desaparecer. Si simplemente se vuelve a condensar, este agua es muy pura, como el agua destilada. Por desgracia, su condensación no es fácil, ya que hay suciedad y microorganismos en el aire, y el agua puede impregnarse y combinarse con ellos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los contaminantes no son suficientes para causar diarrea, por lo que habitualmente podemos considerar el agua de lluvia como limpia y potable.

De la tecnología para recoger agua de lluvia se habla en el documento Tecnología del agua para el activista. De manera general, dicho documento debe estudiarse conjuntamente con éste.

Agua de la superficie:

El agua de la superficie puede estar quieta o en movimiento. El agua en movimiento puede formar desde pequeños riachuelos hasta grandes ríos caudalosos. El agua estática puede ir desde charcas temporales a lagos y océanos.

Es más probable que las pequeñas charcas, habituales en la estación de lluvias, estén contaminadas con enfermedades derivadas del agua, mientras que los mares tienen demasiadas sales para ser potables y necesitan tecnología especial para eliminarlas.

En general, es más fácil que el agua sea potable si está en movimiento que si está estática. El agua que lleva inmóvil mucho tiempo se puede estancar y polucionar, como en los pantanos, llenos de muchas formas de vida, alguna de las cuales no son buenas para la salud de los seres humanos. Si huele mal, probablemente no es buena para beber.

Se utilizan diferentes tipos de tecnología para obtener el agua de la superficie y enviarla a los consumidores. De ellas se habla en el mismo documento paralelo.

Agua del subsuelo:

Cuando llueve, no todo el agua se queda en la superficie y acaba en los ríos, lagos y en última instancia en el mar. Parte del agua es absorbida por la tierra. Bajo el suelo, el agua fluye, de una forma similar a la de la superficie, formando ríos y lagos. Una corriente subterránea se denomina un «acuífero».

El agua se filtra por la tierra porosa, normalmente graveras y a veces arena. Se embalsa en zonas no porosas, habitualmente roca sólida o arcilla.

No hay garantía de que bajo cualquier zona existan acuíferos. Algunas áreas no cuentan con agua subterránea. Un acuífero puede ser superficial (cercano a la superficie ) o profundo. Aunque se dan muchas variaciones, en general un acuífero superficial tendrá agua dulce (sin contaminar) mientras que el agua de uno profundo, que ha fluido subterráneamente durante mucho tiempo, estará saturada de minerales, a veces demasiado salada para beber.

En la mayoría de los casos, el agua subterránea se consigue cavando un pozo hasta el acuífero, y sacándola con cubos o bombas. Más detalles en el documento ya mencionado, Tecnología del agua. A veces, cuando el acuífero fluye por una superficie desigual, aparece en la superficie. Esto se denomina manantial. Una comunidad que tiene la fortuna de poseer un manantial puede proteger ese agua de la contaminación en lugar de cavar un pozo para alcanzarla.

Otras veces, el agua subterránea se filtra a gran profundidad, donde la tierra está más caliente, por debajo de la capa fría, y su temperatura sube por efecto del núcleo terrestre. Este agua se calienta, y cuando su vapor se expande se impulsa otra vez a la superficie, emergiendo a veces en forma de fuente termal.

Muchas fuentes termales han incorporado varios minerales de las capas internas de la tierra, algunos tóxicos, otros medicinales, rara vez potables.

¿Qué hacer?

Este no es un documento técnico ni científico, sino que simplemente pretende darle suficiente información técnica, meteorológica y geológica para ayudarle en su tarea de potenciación de comunidades. Los miembros de la comunidad, como usted, no necesitan ser hidrogeólogos, meteorólogos o ingenieros para tener los conocimientos suficientes para desarrollar un plan de gestión del agua potable.

Si desea buscar más información en otro lugar, este documento le anima a hacerlo, para que esté en condiciones de guiar a la comunidad en la toma de sus propias decisiones.

No hace falta que les explique a los miembros de la comunidad lo que este documento le explica a usted. Todos ellos conocen los tres posibles orígenes y algunas de las ventajas e inconvenientes de cada uno. En una sesión de planificación, utilice su pizarra (o su bloc de láminas) y saque todos estos conocimientos de los miembros de la comunidad, escribiéndolos en la pizarra. Después revisen las fuentes potenciales para ver si los miembros de la comunidad los han considerado todos seriamente al elegir su propia red (la combinación de fuentes).

Anime a los miembros de la comunidad a elegir una selección de fuentes, y combinar su utilización conforme cambian las estaciones del año. No se aconseja la dependencia absoluta de un solo tipo de fuente.

El concepto clave es «gestión del agua» y, para fortalecerse, los miembros de la comunidad deben gestionar sus propios suministros de agua.

––»«––

© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 14.04.2011

 Página principal

 Agua y desarrollo