Página principal
Agua y desarrollo



Traducciones:

Català
中文 / Zhōngwén
English
Español
Filipino/Tagalog
Français
Ελληνικά / Elliniká
Italiano
Português
Română

                                        

Otros formatos:

Texto

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles

Sociología



THIS PAGE HAS BEEN MOVED
If you are not redirected to its new location in a few seconds, please click here
DON'T FORGET TO UPDATE YOUR BOOKMARKS!

TECNOLOGÍA DEL AGUA PARA EL ACTIVISTA

Llevar agua a la gente

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada


Dedicado a Andrew Livingstone

Folleto de adiestramiento

Es mejor que una comunidad tenga una combinación de tecnologías para gestionar su suministro de agua

Transporte del agua:

Esté donde esté el origen del suministro de agua, hay que llevarla hasta donde se consume. Tanto si se transporta, bombea o canaliza, se utiliza algún tipo de tecnología. Algunas aguas tienen que procesarse para hacerlas potables; más tecnología.

Recuerde qué es comunidad y cómo funciona: la tecnología es una dimensión cultural, transmitida y desarrollada por medio de signos en lugar de genes. La forma que la gente tiene de transportar agua desde su origen a donde se utiliza es sobre todo una cuestión de tradición, conceptos, valores, costumbres y otras interpretaciones humanas.

Animar a una comunidad a que considere una gestión del agua racional y analítica en términos de coste/beneficio es, como cualquier movilización, un estímulo del cambio social. Creer que la tecnología en sí es fría, racional e independiente de la cultura (como hacen muchos técnicos) es no entender la naturaleza cultural de la tecnología, y puede dar como resultado el fracaso en el sostenimiento del suministro de agua.

En el proceso de movilización de la comunidad, si ésta ha elegido un suministro de agua como su prioridad más urgente, tiene que ayudar a sus miembros a desarrollar una forma de pensar sobre el agua. Algunas de las suposiciones más comunes son que sólo hay una forma correcta de suministrar agua, y que un sistema mecanizado es siempre mejor que el trabajo manual.

También son importantes las actitudes. Los miembros de la comunidad, quizá motivados por el orgullo o el deseo de parecer modernos, se decantan con frecuencia por máquinas sofisticadas y caras, cuando los recursos disponibles para su manejo y mantenimiento dictan que sería más apropiado un sistema manual.

Los miembros de la comunidad necesitan desarrollar una perspectiva que considere diferentes alternativas de fuentes y tecnologías para la traída de aguas. Es necesario que sean capaces de administrar el suministro de agua comunitario. Es esencial que esta perspectiva no les venga dictada desde fuera de la comunidad.

Usted, como activista, debe extraer estos puntos de los miembros de la comunidad, a través de su ejecutiva, como parte del proceso de planificación de un proyecto comunitario.

Niveles de sofisticación tecnológica:

Quizás la tecnología de agua más simple consiste en introducir un recipiente dentro de una superficie llena de agua y llevárselo a la boca. Entre las más sofisticadas, caras y complicadas están los sistemas de canalización de aguas de las grandes ciudades como Nueva York. Entre estos dos sistemas, hay muchos grados de complicación.

Los miembros de la comunidad deben ser conscientes de que tienen un amplio espectro de tecnologías ante ellos. Tienen que estudiar sus recursos y calcular por sí mismos sus opciones. Esto ha de hacerse al mismo tiempo que su valoración de las diferentes fuentes de agua probables, como se describe en el documento anexo, Fuentes de agua.

Existe una actitud predominante que el activista puede detectar. A veces se identifica con el orgullo, y se relaciona con el deseo de poseer tecnología más sofisticada. En una comunidad, es como un deseo individual de tener ropa de última moda. La gente quiere parecer moderna y sofisticada. No está relacionada con la adecuación de la tecnología, con la física o ingeniería, ni con su coste en relación a los recursos que la comunidad puede obtener.

No combata esta actitud haciendo sermones o conferencias en su contra. Déjela desvanecerse incitando a los miembros de la comunidad a justificar sus elecciones, y a analizar las relaciones de costes, beneficios y recursos disponibles.

Revisemos varios tipos de tecnología de aguas, con un énfasis en las comunidades de bajos ingresos ubicadas en países pobres:

  • charcas y arroyos cercanos
  • pozos superficiales
  • perforaciones superficiales
  • perforaciones profundas
  • reservas de agua de lluvia
  • embalse de riadas
  • protección de manantiales
  • extensión de canalizaciones

Como activista, su tarea consiste en revisar todas estas posibilidades con los miembros de la comunidad, listarlos en la pizarra y nombrar las ventajas e inconvenientes de cada uno, además de la estimación de costes tanto de construcción como de mantenimiento. Demuestre que existen variaciones en cada una de las categorías. Se debe estimular a las comunidades a conseguir una mezcla de las diferentes tecnologías.

La lista parecerá muy evidente a algunos, demasiado simplista a otros. Se utiliza como herramienta de gestión, una lista de comprobación inacabada, para ayudarle a guiar a los miembros de la comunidad a hacer un inventario de las posibilidades tecnológicas disponibles, y los beneficios y desventajas de cada una, para tomar decisiones de gestión sobre la base de una buena información.

Charcas y arroyos cercanos:

Recoger agua de las charcas y arroyos cercanos es probablemente la más simple forma de tecnología. También está entre las más peligrosas, con un alto riesgo de suministro de aguas contaminadas de microorganismos que producen enfermedades. Es muy común, y se practica donde no existe otra tecnología de aguas, o donde el agua limpia queda a mucha distancia o es muy costosa.

En algunas zonas, la gente paga por el agua subterránea durante la estación seca, pero saca agua contaminada de la superficie en la estación de lluvias porque el agua de los acuíferos es cara para el presupuesto de sus hogares. En este caso, la gente elige agua limpia no por sus beneficios en cuestión de salud, sino por su disponibilidad.

Como se estudia en otro documento (ver Agua y sanidad), el agua limpia por sí misma no reduce la enfermedad ni la pobreza, sino que debe ir acompañada de la percepción de cómo reduce la enfermedad y de la costumbre de separar las aguas fecales del agua para el consumo.

Perforaciones superficiales:

Excavar un pozo superficial es una tecnología común para la obtención de agua potable. Normalmente el agua se encuentra a unos pocos metros de profundidad, por lo que es muy probable que no esté contaminada.

La tierra es un buen filtro. De todas formas hay excepciones, según lo cerca que se encuentre el pozo de fuentes de contaminación. El agua se puede contaminar fácilmente si el pozo no está cubierto. Basuras, pequeños animales, insectos y las heces de los pájaros pueden caer en el pozo con facilidad. En el pozo pueden caer animales y morir atrapados.

Hay distintos sistemas para extraeer el agua de pozos superficiales. En la primera, se arroja al pozo un cubo atado a una cuerda para recoger el agua, y se extrae tirando de la cuerda directamente con la mano o utilizando una polea instalada en el pozo.

El segundo sistema es más caro que el primero. El pozo puede estar cubierto casi todo el tiempo, y abrirse sólo cuando se quiere recoger agua. Esto ayuda a evitar los contaminantes. Se puede instalar una cañería hasta el agua, y hacerla subir por medio de una bomba manual o mecánica.

El primer sistema es menos caro que el segundo. Un beneficio importante de la utilización de una cañería es que el pozo puede estar permanentemente cubierto, reduciendo en gran medida la contaminación. Aunque ambos sistemas son costosos de instalar, una bomba manual es más barata, pero más laboriosa de manejar que la de motor.

Una bomba a motor requiere combustible y lubricantes que habrá que comprar. Los costes de operatividad son mayores. Algunos ancianos preferirán utilizar trabajo humano que requiere gastar menos dinero. Pasan por alto el importante hecho económico de que las mujeres y niñas que proporcionan el trabajo humano están gastando energía y tiempo (es decir, riqueza) que puede utilizarse para otras actividades productivas.

Sorprendentemente, muchos acuíferos superficiales pueden extenderse por el subsuelo hasta un área bajo el océano. Esto provoca un curioso fenómeno: en marea baja se puede cavar en el fondo de lo que será agua salada durante la marea alta, y encontrar agua dulce potable.

Perforaciones superficiales:

En principio hay poca diferencia entre una perforación superficial y un pozo superficial. El pozo excavado a mano suele tener un diámetro mayor. La perforadora mecánica tiene un diámetro normalmente más pequeño (unos 40 cm.)

La mayor diferencia es el coste de la construcción. Un camión con una perforadora mecánica puede costar más de un millón de dólares, y por lo tanto, contratarlo o alquilarlo es caro.

El agua de un pozo perforado se saca habitualmente por medio de una bomba manual, aunque también es posible instalar una mecánica. Suele estar cubierto, lo que contribuye a reducir el riesgo de contaminación de su agua.

Perforaciones profundas:

Una perforación profunda puede ser necesaria cuando no hay acuíferos cerca de la superficie.

Como se menciona en el documento Fuentes, es menos probable que un acuífero profundo sea de agua dulce (buen sabor, sin sales y minerales) que uno superficial. También es más caro de construir que un pozo superficial, requiere más tiempo de perforación. También es más probable que haga falta bombear el agua mecánicamente, si la bomba manual no puede sacar agua eficientemente de la capa freática profunda.

La mayor ventaja es la baja probabilidad de que el agua esté contaminada por microorganismos, mientras el pozo se mantenga tapado, y la gente no mira dentro del pozo con tanta frecuencia. Por desgracia, no sabe tan bien.

Reservas de agua de lluvia:

Donde no hay agua subterránea, ni ríos o lagos en las cercanías, la única fuente de agua que queda es la lluvia.

Una forma habitual de almacenar la lluvia es construir canaleras a lo largo de los aleros de los tejados y enviar el agua que recogen a recipientes de almacenamiento. La lluvia se desliza por el tejado y va a parar a las canaleras.

Algunos sistemas más elaborados de almacenamiento de agua de lluvia incluyen grandes tanques de cemento subterráneos (cisternas) y bombas para elevar el agua a tanques a cierta altura, desde donde la gravedad hace fluir el agua por las tuberías hasta donde se utiliza. La tecnología más elemental y barata es simplemente colocar un barril o dos para recoger el agua directamente de las canaleras, y sacarla de ellos cuando se necesite.

La ventaja del primer método es que es más fácil mantener el agua limpia y sin contaminar, pero es más caro construirlo que encontrar unos cuantos barriles. La utilización de barriles es posible donde llueve todas las semanas del año, por lo que la capacidad limitada de los barriles no implica que se lleguen a secar.En los lugares en los que hay estaciones secas y húmedas, y se necesita mayor almacenamiento, las cisternas subterráneas son más convenientes que los barriles en la superficie.

Embalse de riadas:

Está muy relacionado con el almacenamiento de agua de lluvia y es el sistema más conveniente donde sólo llueve unos días al año.

Con frecuencia, donde hay amplias zonas planas y la lluvia es copiosa y enérgica pero sólo durante unos pocos días o semanas al año, la solución es cavar cuencas de captación. Hace falta un profundo conocimiento del camino que siguen los torrentes.

Se cava un hueco en forma de herradura, normalmente con un bulldozer, y un muro (presa) alrededor de tres de los lados (los que no reciben agua) para recoger el agua de las torrenteras.

Esta tecnología tiene muchas desventajas. A veces un pequeño lago artificial no tiene capacidad para durar toda la estación seca hasta las lluvias siguientes. Si lo logra, el agua se enfanga y se contamina con muchos microorganismos. Esta situación empeora por la costumbre de abrevar el ganado directamente en el pantano.

En cualquier caso, donde no hay otras alternativas posibles, es la mejor elección disponible.

Protección de manantiales:

Como se menciona en el documento sobre fuentes, a veces un acuífero aparece en la superficie, y el agua surge milagrosamente de la tierra. Los lugares en los que aparece el agua de esta forma se llaman manantiales.

Un manantial es un elemento casi mágico de la naturaleza; es un lugar maravilloso para meditar, o simplemente para observar el agua que emerge.

Si se quiere utilizar como fuente de agua potable, es esencial una tecnología de protección del manantial. Si humanos y animales se acercan demasiado en su búsqueda del agua, puede contaminarse con microorganismos. El manantial puede destruirse con facilidad si personas mal informadas intentan ensanchar la abertura, quitar las plantas que lo rodean o modificar de cualquier forma su arquitectura.

La mejor protección es un muro de cemento alrededor del manantial, que se cubre con un tejado también de cemento, para evitar el acceso de personas o animales al área que rodea el manantial. En el cemento se pueden encajar cañerías o hacer agujeros para permitir el flujo del agua. La protección sirve fundamentalmente para prevenir que algo o alguien deteriore el agua o su entorno inmediato.

El aspecto más interesante y estimulante es que cada manantial es única, y muchos de ellos ofrecen un auténtico desafío a la hora de construir su protección.

Una vez protegidos, a los manantiales se pueden añadir tanques de almacenamiento del agua, canaleras para su traslado, cisternas cubiertas de almacenamiento y tuberías para el transporte gravitacional.

Extensión de las canalizaciones:

Algunas comunidades tienen la suerte de contar con sistemas de suministro de aguas cercanos, y todo lo que necesitan es construir una red de tuberías para aprovechar el flujo gravitacional, o quizá una bomba para elevar el agua a tanques altos desde donde pueda repartirse. Un ejemplo es una comunidad rural cercana a una ciudad con un suministro de aguas desarrollado. Otro es un suburbio o barrio de chabolas en los límites de una ciudad, pero que por el momento no cuenta con suministro de agua.

La comunidad tiene que obtener los permisos y derechos de utilización del agua, luego construir una bomba que la eleve lo suficiente para el flujo gravitacional (si es necesario), y después instalar las tuberías para llevar el agua a los usuarios.

Otro ejemplo es cuando existe un lago o río en las montañas cercanas, que se puede canalizar para enviar el agua por tuberías hasta la comunidad. A veces hace falta instalar una presa en el río, y bombear para elevar el agua por encima del río o lago y enviarla por cañerías hasta la comunidad.

La disponibilidad del agua de un manantial protegido puede ser similar. Quizás requiera una bomba. Puede que dependa de la gravedad para su transporte. Harán falta tuberías.

Potabilización del agua:

Cuando el agua se ha contaminado, real o potencialmente, con microorganismos que provocan enfermedades, requerirá un sistema de purificación, a veces químicos o a base de filtros de arena, para que se pueda considerar potable (apta para el consumo). Si el agua contiene demasiadas sales y minerales, como sucede en muchos acuíferos profundos y en los mares, será necesario desalinizarla (extraer las sales) para hacerla potable. esto puede implicar su evaporación y posterior condensación.

El procesamiento de aguas para potabilizarlas cuesta dinero y otros recursos. Antes de que una comunidad se embarque en una actividad de este tipo, tiene que revisar los recursos disponibles para verificar que es factible.

Conclusión; gestión comunitaria del agua:

Su tarea, como activista comunitario, consiste en guiar a la comunidad en la gestión de su suministro de agua. La mejor forma de hacerlo es por medio de una reunión en la que se revisan las fuentes como parte de una valoración participativa, luego las tecnologías posibles y sus costes, y los recursos disponibles para la construcción y mantenimiento de cada sistema posible.

Al hacerlo, recuerde que este proceso debe echar por tierra ciertas actitudes, entre otras, las que favorecen tecnologías inadecuadas basadas en el orgullo en lugar de la viabilidad. O las que se basan en prácticas irreflexivas o mal concebidas, «simplemente porque es como se ha hecho siempre». Algunas de ellas se apoyan en tecnologías inadecuadas basadas en una asignación injusta (por ejemplo, a las mujeres) del transporte del agua, dedicando demasiado tiempo y energía a esta tarea.

También hay algunas que causarán enfermedades en lugar de preservar la salud. Combata esta actitudes, no sermoneando contra ellas, sino facilitando una vía de gestión del agua.

––»«––

Referencia:

  1. Alan Malina
  2. http://www.thewaterpage.com/religion.htm

Nota:
Quizás entre las tecnologías tradicionales del agua más coloristas y sofisticadas está la del pueblo Borena (Borana), ganaderos nómadas del sur de Etiopía y el norte de Kenia. Sus pozos (Ellas) comienzan con una pista circular de unos 300 o 400 metros de diámetro en forma de embudo. a mitad de camino hasta el agua, esta pista acaba en unos hoyos en los que el ganado puede beber. A partir de aquí, se cava un pozo vertical de unos diez metros de diámetro, con andamios de madera y una serie de agujeros distantes entre sí 3 ó 4 m. en su perímetro. Los Borena extraen el agua del nivel más bajo, pasan el recipiente a otra persona más arriba y lo colocan en el agujero inmediatamente superior de la pared del pozo. Esto se repite varias veces, subiendo el agua a mano de hueco a hueco hasta que llega a los bebederos del ganado. (También tienen un complicado sistema de reglas y prácticas que permite a cada grupo de seminómadas acceder a cada pozo).

––»«––

Zanja de canalización:


Zanja de canalización


© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 14.04.2011

 Página principal

 Agua y desarrollo